La madre del bebé fallecido se declara inocente y desconocer que su pareja lo maltratara

El padre del bebé fallecido con signos de maltrato defiende la inocencia de la madre

madrid

| 18.10.2017 - 14:17 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La abogada de Katherine G., la acusada de maltratar a su bebé de 20 meses hasta acabar con su vida, ha defendido la "absoluta inocencia" de la madre del menor, y ha mostrado "desconocimiento" de que el niño estuviera siendo maltratado por su pareja, Jhon Fredy M.O.

"Previamente ella había sido maltratada por Jhon", ha explicado la abogada en declaraciones a los medios posteriores a la tercera sesión del juicio, en las que ha detallado que su clienta, en alguna ocasión, llegó a casa y vio a su bebé con lesiones. "Su pareja le decía que el niño se había caído", ha señalado, al tiempo que ha asegurado que Katherine no desconfiaba de la versión de Jhon.

Además, la abogada ha sostenido que "la maltrató estando con el niño, pero no directamente al menor". "Una historia muy triste en la que ella es inocente", ha argumentado.

La Fiscalía solicita sendas penas de prisión permanente para Katherine y Jhon por la muerte en mayo de 2016 del bebé de ésta, que sufrió "continuos malos tratos y lesiones, tales como fractura de codo izquierdo y hematomas en diversas partes del cuerpo". Se trata de la primera vez que el Ministerio Público pide esta pena desde que se introdujera este precepto introducido en el Código desde la Ley Orgánica 1/2015.

"Hay bastantes indicios de criminalidad en este caso, pero por parte de la madre", ha defendido el abogado, para terminar asegurando que se amparan en la presunción de inocencia y en su derecho de defensa.

EL PADRE DEFIENDE LA INICENCIA DE LA MADRES

Por su parte, el padre del bebé ha declarado en el juicio que la madre del menor -acusada junto a su expareja de asesinato y para quienes la Fiscalía pide, por primera vez en la Comunidad de Madrid, prisión permanente revisable- "lo llevaba limpio y lo cuidaba".

El progenitor, que se había ido a vivir a Suiza un mes antes de que el niño falleciera, ha declarado como testigo en una nueva sesión de la vista oral con jurado popular que se desarrolla en la Audiencia Provincial de Madrid y que juzga por asesinato a la madre del bebé, Katherine Amelia H.G., y a su entonces pareja, John Fredy M.O.

El padre del niño ha expresado que, mientras estuvo en España, cuidaba del menor todos los fines de semana y nunca vio nada que le llevara a sospechar que el bebé era víctima de malos tratos. De hecho, ha defendido que "si hubiese tenido alguna sospecha, lo habría denunciado" y que la madre del bebé "nunca lo malnutrió, al contrario, lo sobreprotegía".

Es la primera vez que la Fiscalía de Madrid solicita prisión permanente revisable -la máxima privación de libertad incluida en el Código Penal, aprobada tras su reforma de 2015- y que también se pidió en Pontevedra para David Oubel, acusado de asesinar con una sierra radial a sus dos hijas.

El Ministerio Público señala que Katherine Amelia H.G. y John Fredy M.O. son responsables de "descuidar la diligencia exigible en los cuidados necesarios y debidos al menor" y de someter al bebé a "continuos malos tratos", hechos por los que responsabiliza a ambos al considerar que se produjeron "conjuntamente" o por parte de uno "con la pasividad del otro".

El menor llegó el 10 de mayo de 2016 al hospital Gómez Ulla de Madrid en parada cardiorrespiratoria y falleció a causa de una peritonitis fecaloidea ocasionada por contusiones que causaron perforaciones en el intestino delgado.

Además, el niño había sido operado una semana antes de los hechos por una fractura en un codo en el hospital 12 de Octubre de Madrid y presentaba diferentes contusiones y hematomas por el cuerpo que han corroborado hoy varios agentes que han declarado como testigos.

Dichos agentes han explicado también que dos vecinas de la acusada expresaron que alguna vez la mujer dejó al niño solo en su carrito en el patio del edificio durante alrededor de una hora. La madre del menor, que hoy cumple 21 años, se encuentra en prisión provisional desde 2016, y el otro acusado, expareja de esta, se encuentra en prisión por otro delito que no corresponde a este caso.

Ambos, visiblemente afectados a lo largo de la sesión, han sido eximidos por la magistrada de acudir a las próximas sesiones, en las que se mostrarán pruebas periciales de la investigación.

El juicio continuará mañana en la Audiencia Provincial con los testimonios de peritos.