La M-611 se somete a una sustitución del firme deteriorado con una técnica de reciclado "in situ"

(Archivo)

madrid

| 17.09.2013 - Actualizado: 16:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un tramo de siete kilómetros de la carretera M-611, entre Miraflores y Soto del Real, se está sometiendo a una sustitución del firme deteriorado con una técnica de reciclado "in situ", un sistema que permite aprovechar el asfalto antiguo que se retira de la calzada y volver a utilizarlo mezclándolo con nuevos materiales.

Así lo ha detallado en su visita a este tramo el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, quien ha destacado que estas obras han requerido una inversión de 900.000 euros y que el plazo estimado para la ejecución de los trabajos es de cuatro meses.

Para llevar a cabo esta técnica, primero se utiliza una gran máquina que trocea el asfalto viejo, maniobra necesaria antes de acometer las obras de refuerzo de firme. Así, los pedazos obtenidos se trituran y se mezclan emulsión asfáltica, de forma que se obtiene el nuevo aglomerado, que se esparcirá para reparar la superficie de la carretera.

RENUEVA EL PAVIMENTO

"En definitiva, este método sirve para renovar el pavimento de las carreteras aprovechando el asfalto usado, pero sin generar residuos que tengan que ser trasladados a vertederos y que sean nocivos con el medio ambiente", ha explicado el consejero, quien ha destacado que esta pavimentación es un "buen ejemplo de actuación" porque la zona tiene un alto valor ecológico.

El tramo sobre el que se actuará se ubica entre los kilómetros 1,8 y 8,2 e incluye la travesía de Miraflores de la Sierra. Además de la reparación del firme, también se mejorará el drenaje de la vía, se limpiarán y reperfilarán las cunetas y se renovará la señalización mediante el pintado de las marcas viales.

En la actualidad, el tramo objeto de la obra presenta una intensidad de circulación de más de 4.700 vehículos al día y presenta la particularidad de ser utilizada por muchos motoristas, especialmente los fines de semana y los periodos vacacionales.

De esta forma y, según Cavero, la actuación beneficiará no solo a los más de 21.000 vecinos de Soto del Real, Miraflores de la Sierra, Bustarviejo, Valdemanco, Canencia, La Morcuera y Rascafría, sino a todos los ciudadanos que se desplazan por esta vía para disfrutar de esta zona de sierra madrileña.

INVERSION POR LA SEGURIDAD VIAL

En los últimos meses, se ha destinado a la conservación de carreteras más de 5 millones de euros. Estos fondos han servido para la rehabilitación de varios tramos de vías de la zona norte de nuestra región, así como para garantizar los parámetros de calidad y seguridad de las carreteras madrileñas.

Así, ya han finalizado las obras de mejora de la M-625 y M-608, se está trabajando en la M-607 y hoy se inician los trabajos en la M-611. Con todas estas actuaciones se está beneficiando a casi 200.00

madrileños de los municipios del norte y actuando en un total de 27 kilómetros.