La lluvia cancela tres procesiones en Madrid, acorta otra y retrasa dos

(archivo)

madrid

| 29.03.2013 - 23:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La lluvia ha impedido hoy en Madrid la salida de las procesiones del Cristo de Medinaceli, de El Divino Cautivo y del Santísimo Cristo de la Fe, ha acortado el recorrido del Santísimo Cristo de los Alabarderos y ha retrasado una hora las salidas de los Siete Dolores y el Santo Entierro.

En el caso del Jesús Nazareno de Medinaceli, tradicionalmente el paso de mayor seguimiento ciudadano en la capital, los padres capuchinos decidieron a las siete menos cuarto de la tarde que la talla anónima del siglo XVII no procesionase desde la Basílica del Cristo de Medinaceli de los Padres Capuchinos ante la previsión de lluvias.

El paso salió por la puerta unos metros y durante un cuarto de hora estuvo expuesto a los fieles -mientras se tocaban tres marchas- antes de su regreso al templo, según ha explicado a Efe el secretario de las cofradías de Madrid, Enrique Guevara.

Tras cancelarse la procesión, los cofrades bajaron al Cristo e iniciaron un besapié en el interior de la basílica, entre las lágrimas de muchos asistentes y la decepción de los miles de fieles congregados en la zona.

Guevara ha indicado que tampoco ha salido la procesión del Silencio, que estrenaba un paso realizado en la ciudad de Sevilla y debía partir a las 19.00 horas de la Iglesia del Santísimo Cristo de la Fe, en la calle Atocha.

En este caso, dentro de la iglesia una banda de León ha ejecutado varias marchas con la puerta abierta para permitir la contemplación de los fieles.

Por su parte, el Santísimo Cristo de los Alabarderos abandonó a las 19.30 horas el Palacio Real camino de la iglesia Catedral Castrense, también con la previsión de un trayecto acortado por la lluvia.

Finalmente, ha recorrido tan solo las calles Bailén, Mayor y Sacramento.

La lluvia motivó la suspensión de El Divino Cautivo, que a las 19.30 debía abandonar la Iglesia de Santa Cruz (callejón de santo Tomás), y era la única de las que procesionó el Jueves Santo que iba a repetir hoy.

En el caso de la procesión de María Santísima de los Siete Dolores, a las 20.30 la talla abandonó la Parroquia de Santa Cruz para realizar el recorrido previsto, una hora de retraso sobre la programación anunciada.

También 60 minutos más tarde de los programado, a las 21.30 partió de esta misma parroquia la procesión del Santo Entierro, cuyos cofrades celebraron previamente un besapié al cristo yacente dentro de la iglesia. EFE