La línea 6 estrena los trenes más modernos de toda la red de Metro

madrid

| 20.12.2010 - 14:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La línea 6 de Metro ha estrenado este lunes los nuevos trenes de la serie 8.400, los más modernos de la red y que, entre otras novedades como la incorporación de un espacio para bicicletas, permitirán albergar un 30 por ciento más de viajeros.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el Alcalde de la capital, Alberto Ruíz-Gallardón; la presidenta de la Asamblea, Elvira Rodríguez; el presidente de Metro y concejal de Hacienda, Juan Bravo, y el consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría, entre otras personalidades, han visitado este mediodía las cocheras de Laguna, donde se encuentran 'aparcados' los trenes, para realizar después el viaje inaugural de los nuevos convoyes.

Durante su visita, Aguirre y Gallardón han podido conocer de cerca las novedades de los nuevos trenes de la serie 8.400 a través de varios paneles informativos. Después de las fotografías y las palabras de rigor, ambos dirigentes se han subido a uno de los nuevos trenes para realizar el recorrido desde Laguna hasta Arganzuela-Planetario, un camino que han realizado casi en su totalidad dentro de la cabina del conductor.

La presidenta regional ha destacado que la incorporación de estos nuevos trenes supone "un nuevo paso en el cumplimiento de los objetivos que Ayuntamiento y Comunidad se habían fijado para Metro de Madrid". Y es que, ha recordado que la línea 6, la más utilizada de la red con más de 100 usuarios al año, se ha renovado totalmente gracias a un plan de modernización que comenzó en 2003.

"Desde entonces, se ha construido una nueva estación en Arganzuela-Planetario, se ha renovado buena parte del sistema de alimentación eléctrica y la iluminación de los túneles, se ha mejorado la ventilación de la línea y se ha sustituido la catenaria convencional por otra más rígida y fiable", ha matizado.

Asimismo, se han modernizado muchas estaciones y vestíbulos, se han renovado escaleras mecánicas y ascensores y se han mejorado los accesos para las personas con discapacidad. "Sólo en esta legislatura hemos invertido más de 50 millones de euros en las estaciones de Sainz de Baranda, Pacífico, Carpetana y Usera, que se unen a las renovadas entre 2003 y 2007", ha asegurado Aguirre.

Por su parte, el alcalde madrileño ha destacado la "estrecha colaboración" entre ambas administraciones para poder llevar a cabo proyectos como el hoy presentado, que "dotan de una mayor competitividad a Madrid y su región".

Además, ha asegurado que "confirma que los recursos que los madrileños confían a las administraciones se destinan a renovar y mantener uno de los mejores transportes públicos del mundo y dotar de mayor competitividad al tejido productivo".

"Estamos ante un modelo de gasto público, responsable, necesario y

transparente que los ciudadanos pueden entender que se debe a su exclusivo esfuerzo y por el que han apostado al darle un amplio apoyo en el contrato electoral suscrito con los gobiernos de las dos administraciones", ha aseverado.

Finalmente, ha querido aprovechar para recordar que entre 1995 y 2003, mientras fue presidente de la Comunidad, se construyeron 114 kilómetros de Metro, "tantos como en toda su historia anterior", y que el Gobierno de Esperanza Aguirre "ha proseguido después con eficacia".

NUEVOS TRENES MAS AMPLIOS Y RESPETUOSOS CON EL MEDIO

Los 30 nuevos trenes de la línea 6 se irán incorporando paulatinamente para sustituir a los actuales, que ya tenían 35 años. Son los más modernos de cuantos circulan por el Metro de Madrid, e incorporan sistemas de protección y conducción automática de última generación CBTC (Communication-Based Train Control). Además, permiten el transporte de bicicletas y son mejores también en accesibilidad y más respetuosos con el medio ambiente.

Entre sus principales novedades destaca que su incorporación supondrá un aumento de la capacidad de la línea hasta en un 30 por ciento, pasando de los 26.000 viajeros por sentido y hora que viajan actualmente en la línea 6 hasta los 34.000 pasajeros por sentido y hora.

Además, el 8.400 es un modelo de 'pasillo' (sin separación por vagones) de 109 metros de largo y con capacidad para 1.270 pasajeros. Cuenta con un espacio para dos sillas de ruedas para personas con movilidad reducida que, con apretar un botón, podrán avisar al conductor de que quieren bajarse en la siguiente parada, lo que agilizará y facilitará su bajada.

Los trenes también permitirán llevar más de una bicicleta en un área reservada para este uso, con la que se tratará de hacer más cómodo su transporte. El color del suelo también es diferente, pasando a ser rojo, mientras que los asideros de las zonas centrales son triples para que más gente pueda sujetarse al ir de pie.

Incorpora además aire acondicionado, sistemas de anuncio a través de sonido y teleindicaciones luminosas para informar de las próximas estaciones y del lado de la apertura de puertas. Del mismo modo, cuenta con megafonía entre el conductor y los viajeros, sistema de videovigilancia con dos cámaras por coche, comunicación tren-tierra y control automático del tren por radio y por banda ancha sin cables. Finalmente, tiene varios sistemas de emergencia, evacuación y detección y extinción de incendios.

RESPETUOSOS CON EL MEDIO AMBIENTE

Los nuevos trenes son más respetuosos con el medio ambiente. Primero por su diseño y construcción, ya que se han quitado los materiales pesados y se han implantado compresores exentos de lubricante, de forma que se elimina todo proceso de sustitución, retirada y reciclado.

Además, disponen de freno regenerativo que permite aprovechar la frenada para reenviar energía a la red, e incorpora los más modernos sistemas de tracción ferroviaria que permiten elevados rendimientos energéticos con unos costes mínimos de energía y mantenimiento.