La Latina y Lavapiés, un terremoto cultural en las fiestas castizas de Madrid

madrid

| 05.08.2016 - 15:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La lectura del pregón del club de fútbol Los Dragones de Lavapiés ha dado inicio oficial a las fiestas más populares de la capital, San Cayetano, San Lorenzo y Virgen de la Paloma, que en la primera quincena de agosto convierten los barrios de La Latina y Lavapiés en el epicentro de un terremoto cultural.

El pregón ha sido leído en el escenario de la Plaza de Cascorro por el presidente del club de fútbol Los Dragones de Lavapiés, Jorge Bolaños, elegido por el concejal de distrito Centro, Jorge García Castaño, debido a su implicación continua en "fomentar la práctica deportiva y la convivencia de diferentes culturas en base a los principios de diversidad e inclusión social", según manifestó el edil.

Además, García Castaño, aprovechó el momento para comunicar al club la decisión que le comunicó el Club Atlético de Madrid hace dos días de estrechar lazos con el equipo de Lavapiés y formar parte de su fútbol base, estableciendo un convenio deportivo que ayudará y mucho a esta pequeña institución deportiva.

El presentador de la ceremonia de apertura de estas fiestas ha sido Miguel Dejota, quien ha procedido antes del pregón a presentar a los candidatos que optaban a ser los característicos personajes castizos -Maja de Lavapiés, Casta, Susana, La Señá Rita, El Julián y Don Hilarión- para que fueran elegidos por el jurado y estén presentes en las procesiones y principales eventos de estos festejos populares.

Curiosa paradoja alberga en la mente de los madrileños durante agosto, ya que algunos prefieren irse de vacaciones a otros lugares de España o el extranjero, mientras que muchos otros, como bien se ha podido observar hoy, esperan con ansia e ilusión la llegada de estas fiestas para sacar los trajes de chulapo y los mantones de manila a pasear.

Esta tarde miles de personas llenaban las terrazas de los bares de la zona y observando el espectacular "mosaico de color" que ofrece la calle de la verbena de San Cayetano y que es objeto de los flashes de las cámaras de fotos, tanto de turistas como de los propios madrileños.

Si hace un mes, Madrid celebraba las fiestas del Orgullo LGTB, que finalizaron el 2 de julio, hoy cambia el contexto pero no los valores, como demostraba el eslogan que ha empleado la concejalía del distrito Centro para definir estas fiestas como "libres de actitudes violentas, homófobas y machistas".

Las primeras fiestas son las de San Cayetano, entre los días 1 y 7 de agosto, seguidas por las de San Lorenzo, del 5 al 10, y por las de La Virgen de La Paloma, desde el 11 hasta el 15 de este mes.