La juez decreta prisión para el asesino de una joven danesa en Madrid

Calle del edificio del suceso

madrid

| 02.07.2014 - Actualizado: 15:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La juez de Instrucción número 21 de Madrid ha decretado la prisión provisional comunicada y sin fianza del hombre de 33 años y nacionalidad belga que fue detenido como presunto autor de la muerte el pasado 13 de junio de una joven danesa de 27 años en un hostal del centro de Madrid.

Según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el ingreso en prisión del detenido, Dave B., se produjo el pasado día 21 de junio, aunque la detención se ha conocido hoy al ser difundida por la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El acusado ha sido imputado por homicidio, aunque, según las fuentes judiciales, se le podría atribuir algún delito más a medida que avancen las investigaciones.

Dave B. reconoció el crimen en su declaración judicial y se ratificó en su primera declaración ante los agentes policiales.

El pasado día 1 de julio, la juez levantó el secreto judicial que dictó sobre el caso y está a la espera de recibir varios informes periciales, entre ellos el de criminalística para aclarar los extremos del suceso, incluido el incendio que se produjo en la escena del crimen.

Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía, el supuesto asesino asfixió a la mujer con una cuerda y luego quemó la habitación.

La joven, de 27 años y nacionalidad danesa, fue encontrada muerta en una habitación en el número 2 de la calle de Barcelona, muy cerca de la Puerta de Sol.

El arresto se produjo el pasado 18 de junio, cinco días después del homicidio, en un bar situado en la calle Víctor Hugo.

El arrestado estaba empleado desde el pasado mes de marzo en la empresa encargada de gestionar el alquiler y las reservas del apartamento turístico en el que se hallaba alojada la mujer durante su estancia en Madrid.

Una vez detenido, se confesó responsable del homicidio y aportó datos esclarecedores a los investigadores que sólo el autor de los hechos podía conocer.