La juez archiva la causa de Funnydent porque no halla irregularidad penal

Constata la "pésima gestión del negocio" por parte del investigado pero no aprecia "irregularidad que pueda ser penalmente reprochable"

madrid

| 22.02.2017 - 11:26 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El Juzgado cuarto de primera instancia e instrucción de Navalcarnero (Madrid) ha decretado el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa en que se ha investigado la presunta estafa de 8,8 millones de euros a 2.481 pacientes en las clínicas dentales Funnydent distribuidas en Madrid y Barcelona.

En un auto del pasado día 15 y al que ha tenido acceso Efe, la juez titular Teresa Álvarez dice que de las diligencias policiales y de la documentación disponible se desprende que el negocio era competitivo y "progresaba favorablemente permitiendo, prácticamente cada año, la apertura de nuevas clínicas, dando completa satisfacción a los pacientes hasta que tuvo lugar el cierre".

Según el criterio judicial, fue "la mala gestión en el último año" desarrollada por su administrador la que desembocó en el cierre y no un propósito inicial del investigado, el administrador de las clínicas, Cristóbal López Vivar, de incumplir las obligaciones asumidas frente a los pacientes.

"Del informe emitido por la administración concursal unido a las actuaciones a petición del Ministerio Fiscal se desprende que no ha existido irregularidad que pueda ser penalmente reprochable, al margen de la responsabilidad civil y concursal del investigado", dice la juez.

Además, asegura que la documental y las cuentas bancarias intervenidas no han evidenciado ningún incremento económico en el patrimonio del investigado que pudiera llevar a pensar que el cierre fue consecuencia de ánimo de lucro.

El auto constata la "pésima gestión del negocio" por parte del investigado, "sin control adecuado de su volumen de gastos e ingresos", sin que consten indicios suficientes de la concurrencia de los elementos del tipo penal investigado.

Las actuaciones practicadas "sólo ponen de manifiesto un posible incumplimiento contractual de naturaleza civil y carente de trascendencia penal", dice la juez, motivo por el cual archiva la causa "sin perjuicio de las acciones que los denunciantes puedan ejercer ante la jurisdicción civil".

Contra este auto judicial cabe la interposición de un recurso, dice el auto.

En un escrito conocido el 30 de enero pasado, los administradores únicos de las clínicas Funnydent, nombrados por el juzgado, responden a la Fiscalía que no han detectado irregularidades de López Vivar ni en las cuentas bancarias ni en los movimientos en efectivo ni en la contabilidad con anterioridad al cierre de las clínicas.