La Imprenta Municipal reabre como un museo vivo de las artes gráficas

madrid

| 16.12.2011 - 14:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Imprenta Municipal de Madrid ha reabierto hoy sus puertas como una nueva institución cultural de la capital, casi como un museo de artes gráficas pero en el que los visitantes podrán además observar cómo trabajan los profesionales de la impresión y la encuadernación tradicionales. Este casi museo ha sido inaugurado hoy por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, en la sede de la antigua Imprenta Municipal, en el número 15 de la calle de Concepción Jerónima, una de las escasas muestras de la arquitectura industrial racionalista, construida en la década de 1930, que quedan en la ciudad.

Tras su rehabilitación, acometida después de que el propio Gobierno de Gallardón decidiera cerrarla para encargar su trabajo a otras imprentas, el edificio acoge ahora los talleres de la Imprenta Artesanal del Ayuntamiento, trasladados desde su anterior y más estrecha ubicación en el Centro Cultural Conde Duque.

En este renovado edificio de 3.653 metros cuadrados y tres plantas ha sido posible mantener los talleres en funcionamiento y sumar una sala de exposiciones con unos fondos integrados por numerosas máquinas antiguas que todavía funcionan y más de 3.000 piezas de hasta 200 años de antigüedad.

El edificio, proyectado entre 1931 y 1933 por Francisco Javier Ferrero Llusiá y Luis Bellido, y ampliado en 1955 por Lucio Oñoro, tiene una resistente estructura de hormigón armado y una fachada de ladrillo visto estilo Art Déco.

Según han explicado el alcalde y la delegada de Las Artes, Alicia Moreno, la Imprenta Municipal-Artes del Libro, como se ha denominado, tendrá como objetivos fundamentales acrecentar su colección y documentarla y conservar y divulgar su patrimonio, tanto en su aspecto material (colección), como inmaterial (técnicas que se mantienen vivas en sus talleres).

Para ello cuenta con cuatro Talleres Profesionales que prestan servicios de encuadernación, restauración documental y edición a las publicaciones municipales; la exposición permanente "La impresión y el libro, una historia"; programas de talleres y visitas concertadas, y un centro de documentación para profesionales. Incorpora también superficies para muestras temporales, un aula y una biblioteca.

El taller de impresión tipográfica compone textos con tipo móvil y prensas de imprimir, datadas desde 1939 hasta los años sesenta del siglo XX.

En los talleres de encuadernación artesanal, encuadernación artística y restauración, el proceso de construcción del libro se continúa realizando manualmente en todas sus fases: preparación del papel, costura, enlomado, encartonado y decoración.

La Imprenta Municipal-Artes del Libro estará abierta al público de martes a viernes de 10 a 20 horas y los sábados, domingos y festivos de 10 a 14 horas.