La Guardia Civil requisa 1.200 plantas de marihuana en Lozoyuela

Guardia Civil

madrid

| 12.05.2016 - Actualizado: 12:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Guardia Civil han detenido a tres personas por su presunta implicación en delitos relacionados con el cultivo, la elaboración de drogas, tenencia ilícita de armas, además de defraudación de fluido eléctrico, ha informado la Comandancia de Madrid.

La investigación comenzó el pasado mes de abril, al observar una patrulla perteneciente al Puesto de Lozoyuela que realizaba labores de seguridad ciudadana, una nave industrial que se encuentra cerrada, llamando la atención de los agentes los síntomas de actividad.

A partir de este momento, se hizo cargo de la investigación el Equipo de Policía Judicial de San Agustín de Guadalix, que se encargó de establecer los dispositivos oportunos de vigilancia, los cuales permitieron constatar la asistencia regular a la nave de varias personas.

Así mismo, la Guardia Civil observó que el establecimiento tenía diversas medidas de seguridad, entre las que se incluía un circuito cerrado de televisión, que permitía a los integrantes del grupo controlar las inmediaciones a distancia, y eludir así la acción policial.

Fruto de las investigaciones, los agentes lograron identificar a los encargados del mantenimiento de la plantación, así como localizar sus domicilios, resultando además que desde uno de ellos era donde se fraguaban las ventas de la sustancia ahora intervenida.

La pasada semana y con la correspondiente autorización judicial, realizaron un registro domiciliario, localizándose una plantación de grandes dimensiones, perfectamente acondicionada con sistema de riego y luz artificial, así como utensilios para fomentar su crecimiento. En la nave fueron intervenidas 800 plantas y 450 se encontraban en el domicilio de los detenidos.

Además los agentes localizaron dos armas, una de ella modificada para poder hacer fuego, además de comprobar como habían manipulado los contadores de suministro eléctrico conectándose a la red general y así evitar el elevado coste de consumo. Finalmente, la Guardia Civil arrestó ayer al cuarto integrante del grupo, siendo todos los detenidos de nacionalidad española, integrantes de una misma familia y vecinos de Lozoyuela.