La Guardia Civil busca los restos de la inquilina del presunto descuartizador en el vertedero de Pinto

madrid

| 19.05.2015 - 14:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Las investigaciones se centra ahora en ese vertedero donde podía encontrarse restos humanos de la inquilina y la tía del casero de Majadahonda. En las últimas horas se conocía que la Guardia Civil ha encontrado ADN de la tía del casero que fue detenido por la desaparición de su inquilina, y al que también se investiga por la falta de esta familiar, en la misma trituradora en la que se encontraron restos de la primera mujer y en un serrucho.

Según han confirmado fuentes de la investigación en las últimas horas, los investigadores han entregado en el juzgado que lleva la causa un nuevo informe en el que se detalla que algunos de los restos encontrados en la máquina, que ya ha sido totalmente desmontada y analizada, son de Liria Hernández, tía del detenido de la que no se sabe nada desde hace cinco años.

También se ha encontrado ADN de esta mujer en uno de los serruchos que también se intervinieron en el piso de Majadahonda que Bruno H.V. alquilaba. Liria Hernández es tía de Bruno y, según declaró el arrestado, le había cedido el usufructo de la vivienda de Majadahonda justo antes de que la mujer desapareciese, aunque la Guardia Civil investiga si este extremo es verdad.

Tanto los investigadores como el magistrado encargado de la causa -el titular del Juzgado de Instrucción 1 de Majadahonda- creen que Bruno pudo matar a su tía, al igual que pudo hacer con Adriana Giogiosa, inquilina suya y de la que no se sabe nada desde principios de abril.

En el registro de la vivienda que alquilaba Bruno se encontraron una trituradora con restos humanos y un maletín con cuchillos, hachas y un machete.Los investigadores determinaron que algunos de los restos humanos eran de la inquilina desaparecida, y ahora han comprobado que también hay restos de la tía del arrestado.

El titular del Juzgado de Instrucción 1 de Majadahonda sostuvo en un auto fechado en abril que había "indicios y sospechas suficientes" de que el detenido por la desaparición de Adriana pudiera estar detrás de la ausencia de su tía, ya que fue el último que la vio con vida y dio sobre ella versiones "poco creíbles y contradictorias". Bruno H.V. fue arrestado el 7 de abril y desde entonces permanece en prisión.