La Guardia Civil busca a la madre de la bebé abandonada en Algete

La bebé abandonada en Algete está bien tras su primera noche en el hospital

madrid

| 31.12.2015 - 11:27 h
REDACCIÓN
Más sobre: AlgeteSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La bebé encontrada ayer abandonada en un cuarto de contadores de un edificio de Algete (Madrid) con síntomas de hipotermia se encuentra bien y tranquila tras pasar su primera noche en una incubadora del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes. Fuentes del citado centro hospitalario han informado a Efe de que la pequeña, a la que han puesto el nombre de Ana, se ha recuperado de la hipotermia que presentaba cuando fue rescatada por facultativos del Summa y que ahora está "calentita" en una incubadora.

A la espera de que le hagan alguna prueba y analítica más, la bebé permanecerá de momento en el hospital, según las mismas fuentes, que han explicado que cualquier recién nacido está un mínimo de dos días en un centro sanitario.

La pequeña, cuya madre está siendo buscada por la Guardia Civil, es "fuerte", ya que pesó al nacer 3,900 kilos, lo que ayuda en su recuperación. Ana está recibiendo las visitas del personal del Hospital Infanta Sofía que "se está volcando en cuidar a la pequeña" con dos enfermeras pendientes de ella las 24 horas del día y, como ocurre en este tipo de desgraciados casos, "ha despertado la fiebre sensible" de todos los profesionales.

Sobre el nombre elegido, dichas fuentes han señalado que inicialmente se le puso el nombre de Sofía -por el hospital-, pero que finalmente alguien sugirió el nombre de Ana por ser el de la madre de la Virgen María y por haber nacido en fechas navideñas.

Fue ayer, en torno a las 16.00 horas, cuando el 112 recibió un aviso del hallazgo de la pequeña en un inmueble, el número 6, de la calle Pazos de Algete. Los agentes de la Guardia Civil fueron los primeros en acudir y entregaron a la pequeña a los facultativos del Summa, que comprobaron que el estado general de la niña era bueno, aunque presentaba signos de hipotermia periférica en manos y pies.