La Fiscalía pide el archivo de la denuncia contra Ossorio por acoso laboral

Señala que los hechos, aún en el caso de ser acreditados, en ningún caso serían constitutivos de delito

Ossorio y Moñux se verán este miércoles las caras en un acto de conciliación

madrid

| 10.01.2017 - 14:19 h
REDACCIÓN

La Fiscalía ha pedido el archivo de la causa contra el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio, denunciado por su adjunta Elena González-Monux por acoso laboral, al entender que "en ningún caso" los hechos son constitutivos de delito. El pasado noviembre la diputada denunció ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid a Ossorio por trato humillante y vejatorio y le acusó de "mobbing" o acoso laboral por el que se encuentra de baja médica, ya que padece una depresión.

En la denuncia, la parlamentaria, también del PP, detalla que en un pleno del pasado mes de junio, el diputado le espetó: "¡Es que no te sabes la ley, eres tonta, tonta! Ahora coges y te vas y te estudias la ley y las enmiendas ¡Venga, ve y te las estudias! y a las cinco voy a convocar una reunión y te vamos a preguntar".

Al hacerse pública la denuncia, el portavoz reclamó 100.000 euros a la diputada por el "gravísimo e irreparable daño moral, personal y reputacional" que le causó esta "falsa información".

Ahora, justo un día antes de que se señalara el acto de conciliación entre ambos, la Fiscalía considera que faltan elementos "fundamentales" que acrediten la existencia de un delito contra la integridad moral y que tampoco existiría un delito de acoso pues ambos desempeñan sus cargos en condiciones de igualdad, "sin que exista una dependencia jerárquica entre ellos".

De este modo, el Ministerio Público rechaza que Ossorio pudiera prevalerse de su superioridad para cometer un delito. Es más, pese a que González-Moñux asegura que fue objeto de un "continuo" trato humillante y vejatorio, la Fiscalía cree que esta conducta se circunscribe a dos casos concretos cuya proximidad en el tiempo se desconoce "ni consta si están relacionados entre sí", por lo que rechaza que se trate de un comportamiento reiterado y prolongado en el tiempo.

Niega además el Ministerio Fiscal que concurra un delito de lesiones psíquicas "pues no se concreta la relación de causalidad entre la enfermedad sufrida y la conducta del denunciado" ni los delitos de coacciones, amenazas y contra los derechos de los trabajadores. Por todo ello, considera que la denuncia no debería admitirse a trámite y que el procedimiento tendría que archivarse.

Ayer mismo, el abogado de la querellante reclamó la suspensión del acto de conciliación previsto para mañana y solicitado por el denunciado con el objetivo de que González-Monux se desdiga de sus acusaciones. Sin embargo, el defensor de la diputada popular consideró que esto no es posible ya que su representada "no puede retractarse".