La empresa Tragsa comenzará a retirar basura este sábado si no hay acuerdo

Las conversaciones entre empresas y sindicatos vuelven a fracasar

UGT: encargar la limpieza a TRAGSA es ilegal mientras no haya una alerta sanitaria

Soledad Becerril: "Botella ha hecho lo que tenía que hacer. No hay más remedio que dar algún mandoble"

El conflicto ha provocado daños en 19 vehículos y 125 contenedores y papeleras

madrid

| 14.11.2013 - 12:50 h
REDACCIÓN

La empresa pública Tragsa, dependiente del Ministerio de Agricultura, comenzará a retirar basura de las calles de Madrid este sábado si en la tarde de mañana viernes se cumple el plazo otorgado por el Ayuntamiento de Madrid para que empresas y sindicatos alcancen un acuerdo sobre la huelga de limpieza. Las conversaciones entre empresas y sindicatos volvieron a hoy a fracasar, al no vislumbrarse aproximación entre entre las empresas concesionarias y los representantes sindicales de los trabajadores. Se cumplen 10 de huelga y la suciedad y los incidentes siguen siendo, un día más la tónica de este conflicto.

Responsables del Ayuntamiento de Madrid y de la empresa han preparado hoy en una reunión el operativo que se desplegará para garantizar el cumplimiento "efectivo" de los servicios mínimos en caso de que no se produzca el pacto, según fuentes municipales. En la sesión de trabajo, que se ha prolongado durante poco más de hora y media, han participado los delegados de Medio Ambiente y Seguridad del Ayuntamiento de Madrid -Diego Sanjuanbenito y Enrique Núñez-, el presidente de Tragsa -Miguel Giménez- y sus equipos respectivos.

Una vez se cierre el plazo otorgado por Botella para cerrar el conflicto, el Ayuntamiento de Madrid presentará ante la Fiscalía una denuncia por el incumplimiento de los servicios mínimos y asumirá el control directo de los servicios mínimos, para lo cual requerirá el apoyo de Tragsa.

El Ayuntamiento de Madrid firmará un convenio con el Ministerio de Agricultura, del que depende la empresa pública, y a continuación este realizará una encomienda de gestión para que Tragsa comience a a acometer los trabajos.

La huelga en el servicio de limpieza viaria y mantenimiento de jardines en la ciudad de Madrid ha alcanzado hoy su décima jornada. Está convocada por los sindicatos UGT, CCOO y CGT en protesta por los despidos colectivos para más de 1.100 empleados, de un total de 6.000, presentados por tres de las cuatro adjudicatarias del servicio.

EMPRESAS Y SINDICATOS VUELVEN A NEGOCIAR SIN ACUERDO

Empresas y sindicatos han vuelto a sentarse a negociar para buscar una solución a la huelga indefinida que cumple hoy 10 dias. La reunión ha finalizado dos horas despues sin acuerdo. Ayer la alcaldesa, Ana Botella les daba un ultimatum de 48 horas para que lograran un acuerdo y advertía que en caso contrario el Ayuntamiento asumiría los servicios mínimos de limpieza viaria y mantenimiento de jardines y encargaría de ello a la empresa pública TRAGSA, repercutiendo sus costes a las concesionarias.

El representante de UGT en el contencioso de las empresas de limpieza de Madrid, Moisés Torres, puntulizó hoy que encargar los servicios mínimos a la empresa pública Tragsa es ilegal, por vulnerar el derecho de huelga, mientras no se declare una alerta sanitaria como consecuencia de la misma.

Según dijo, la amenaza del Consistorio pretende enfrentar a los trabajadores de Tragsa con los de las empresas concesionarias de la limpieza viaria en Madrid, cuando los primeros también están sometidos a un expediente de regulación de empleo. "No tienen trabajadores y les mandan de esqauiroles a una huelga que no es la suya", enfatizó.

El representante de UGT pronosticó que en 48 horas, el plazo dado por el Ayuntamiento para que las partes en litigio lleguen a un acuerdo, "no pasará nada", porque para ello haría falta que las empresas "cambien radicalmente su postura"; si no, "no es posible ni en 48 horas ni en más".

Las empresas, asimismo, han reiterado su voluntad de "negociar una solución que permita poner fin a la huelga y asegurar la sostenibilidad del servicio de limpieza". Dicen que están abiertos "todos los cauces de diálogo y negociación para alcanzar un acuerdo lo antes posible".

COCHES Y CONTENEDORES QUEMADOS

Décimo día de huelga, y la violencia se repite. La Policía ha detenido en las últimas horas a dos personas por incidentes durante la huelga de limpieza viaria y mantenimiento de jardines que secundan los empleados de varias concesionarias de Madrid, con lo que el número total de arrestados desde que comenzó el conflicto asciende a dieciocho.

Durante los primeros 9 dias de la huelga 12 coches particulares y siete vehículos de empresa han sido dañados y aproximadamente 125 contenedores y papeleras deteriorados o quemados segun fuentes policiales.

Según fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid, los agentes detuvieron a última hora de la tarde de ayer a un trabajador por coacciones y agresión, y la pasada madrugada a otro por desórdenes públicos y coacciones.

Este último fue arrestado en la calle Arroyo de la Media Legua del barrio de Moratalaz tras comprobarse que había introducido tornillos en pan duro con la intención de utilizarlos luego para rajar ruedas de vehículos de limpieza, han precisado fuentes policiales.

Además, la pasada madrugada fueron identificadas 28 personas, la mayoría de ellas (11) por volcar contenedores y tratar de impedir el paso al centro de trabajo ubicado en la calle Belzunegui, según los datos difundidos por la Delegación. Otros diez fueron identificados por desórdenes públicos y coacciones, cuatro en las proximidades de un contenedor y tres por volcado de basura en la calzada.

La pasada noche fueron quemados catorce contenedores, uno de los cuales fue introducido en una sucursal bancaria del distrito de Puente de Vallecas. También se contabilizaron daños en cuatro vehículos y se constató que a ocho trabajadores otros compañeros les rompieron la ropa.

Desde que comenzó la huelga el pasado día 4 han sido arrestadas 18 personas, identificadas 249 e identificadas-denunciadas 27.

En estos nueve días se han contabilizado daños en 12 vehículos particulares, en siete vehículos de empresa de limpieza y se han constatado daños en unos 125 contenedores y papeleras, según fuentes del Selur y de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional.

La Policía Nacional estableció un dispositivo especial con motivo de la huelga de limpieza viaria y mantenimiento de jardines durante las 24 horas del día, protegiendo especialmente las sedes de las empresas concesionarias del servicio.

Al inicio de los turnos de trabajo se protege la salida y entrada de trabajadores y de vehículos desde los diferentes cantones de limpieza, ha recordado la Delegación.

El Ayuntamiento de Madrid ha informado de que sólo el 65,8 por ciento de los servicios mínimos de la huelga de limpieza viaria pudieron salir ayer durante el turno de tarde-noche aunque se presentó a sus puestos el 99,1 por ciento del personal convocado. Asimismo, el Consistorio ha señalado que los que realmente pudieron trabajar en algún momento de la jornada fueron el 63,6 por ciento.

Sin embargo, el responsable de UGT de limpieza pública viaria, Juan Carlos del Río, ha asegurado que el cumplimiento de los servicios mínimos ha sido "total" y que "la gente que está en la puerta de los cantones sale". "Todo el personal que sale a la calle realiza sus labores", ha añadido, al tiempo que ha dicho que no se explica "de dónde saca los datos" el Consistorio.

LISSAVETZKY ACUSA A BOTELLA DE MENTIR Y ES DESMENTIDO POR LAS CONCESIONARIAS

Botella calificaba ayer de "salvaje" la huelga y criticaba la situación creada por los piquetes, señalando que las empresas concesionarias no habían comunicado al Ayuntamiento los despidos que conllevarían los EREs planteados.

El portavoz municipal socialista de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha dicho hoy que la alcaldesa, Ana Botella, "mintió" cuando dijo que desconocía que las concesionarias de la limpieza preveían despidos y, al parecer, éstos figuraban en los pliegos de los contratos que firmaron con el Ayuntamiento. Según Lissavetzky, Botella "sabía" que el desarrollo de los contratos para la limpieza supondría el despido de trabajadores. Por este motivo, y para corroborar este extremo, el portavoz socialista ha solicitado al Ayuntamiento que entregue copias de los pliegos de condiciones de dichos contratos, en los cuales debería figurar "el número de puestos de trabajo en plantilla por categoría y por turnos".

Por el contrario las concesionarias de la limpieza aseguran que en las ofertas de licitación no contemplaban el ERE, por lo que el Ayuntamiento de Madrid "no conocía la aplicación de este tipo de medidas laborales". Asi lo han asgurado en un comunicado conjunto.

"Las ofertas presentadas en la licitación para el servicio de limpieza viaria y jardinería del municipio de Madrid no contemplaban la realización de ERE", por lo que, en consecuencia, "el Ayuntamiento de Madrid no conocía la aplicación de este tipo de medidas laborales".

VICTORIA Y BECERRIL RESPALDAN A LA ALCALDESA, GOMEZ PIDE SU DIMISIÓN

El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha considerado este jueves que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, "dio la cara" ayer explicando las medidas a adoptar si la huelga de limpieza viaria continúa en las mismas condiciones que hasta ahora y ve "necesario" que las "fuerzas del orden" garanticen el cumplimiento de los servicios mínimos.

"Ayer la alcaldesa dio completa información de las medidas adoptadas para evitar que vaya a más la situación", ha señalado en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde si bien ha dicho que el derecho a la huelga es "legítimo para los trabajadores", también lo es "la exigencia de los servicios mínimos, que no se están viendo cumplidos".

"Nosotros hemos pedido la actuación de las fuerzas del orden para garantizar los servicios mínimos, pero el resto son decisiones de carácter municipal en el que no debemos inmiscuirnos", ha concluido el portavoz del Ejecutivo madrileño.

Asimismo, la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha defendido este jueves la actuación de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, frente a la huelga del servicio de limpieza y ha señalado que "cuando son servicios asistenciales una tiene que coger las riendas y no hay más remedio que dar algún mandoble".

"Creo que la alcaldesa ha hecho lo que tenía que hacer al tomar una posición en la huelga. Alcaldes y alcaldesas al final, aunque los servicios estén externalizados, tienen que mojarse, porque cuando son servicios asistenciales "las autoridades tienen que mojarse y decir 'hasta aquí hemos llegado'" para exigir el cumplimiento de los servicios mínimos, algo que ha tildado de "fundamental".

Diferente opinión mantiene el secretario general del PSM, Tomás Gómez, que ha acusado hoy a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, de "incompetente", y le ha invitado a presentar su dimisión y dejar "de hacer daño a los madrileños".