La duquesa de Alba, "una vecina ilustre de Madrid"

El Gobierno madrileño destaca la labor de mecenazgo de Cayetana de Alba

Botella destaca que la duquesa de Alba fue una "vecina ilustre de Madrid"

madrid

| 20.11.2014 - 15:36 h
REDACCIÓN

La duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, una ilustre vecina de Madrid, en palabras de la alcaldesa, Ana Botella, ha fallecido en Sevilla a los 88 años, y la capilla ardiente ha quedado instalada a partir del mediodía en el consistorio hispalense.

Tras su incineración, parte de las cenizas de la duquesa de Alba serán trasladadas a la Comunidad de Madrid, en concreto al municipio de Loeches, para ser depositadas en el panteón que tiene la familia en el Convento de las Madres Dominicas, según ha desvelado Carmen Tello, una de las mejores amigas de Cayetana de Alba.

Precisamente en ese panteón reposan los restos del primer y segundo marido de Cayetana Fitz-James Stuart, Luis Martínez de Irujo y Jesús Aguirre y Ortiz de Zárate, respectivamente. El resto de las cenizas se depositarán bajo el Cristo de los Gitanos, en el altar mayor de la capilla de esta hermandad de la que era muy fervorosa, según confirmaron fuentes cercanas a la cofradía.

La XVIII duquesa de Alba, una de las personalidades más importantes de la aristocracia española y del mundo, había permanecido desde el pasado martes en su residencia sevillana después de pasar dos días en la UCI aquejada de una neumonía que le causó una pequeña arritmia cardiaca y que sufrió inmediatamente después de haber padecido una gastroenteritis.

SU LABOR DE MECENAZGO

Después de conocer la noticia, el Gobierno madrileño ha lamentado el fallecimiento y ha destacado su labor de mecenazgo y su respeto por el patrimonio histórico del país. El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha trasladado el pésame del Ejecutivo regional a la familia de Cayetana de Alba, de la que ha dicho que era una persona "muy querida por los ciudadanos".

Tras lamentar su fallecimiento y enviar un mensaje de "ánimo" a sus allegados, Victoria ha afirmado que Cayetana de Alba fue una persona "de gran relevancia en el ámbito cultural y artístico" de España por su labor de mecenazgo y por el "cuidado y respeto" que demostró hacia el patrimonio histórico.

MADRID LA RECONOCERÁ

A su vez, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, viajará a primera hora de esta misma tarde a Sevilla para asistir a la capilla ardiente de la duquesa de Alba, instalada en el Ayuntamiento, y expresar su pésame a la familia, según han informado fuentes municipales.

En declaraciones esta mañana tras conocer la noticia del fallecimiento, la alcaldesa ha anunciado que viajará a Sevilla para "dar un abrazo a la familia" y transmitirles el pésame "en nombre de la ciudad de Madrid" en este día "de luto". Ana Botella ha manifestado que "la duquesa de Alba era una gran española muy querida además por todo el mundo y una vecina en determinados momentos del año ilustre de la ciudad de Madrid".

Ha comentado que ya habrá tiempo de pensar en qué reconocimiento se puede hacer en Madrid a la duquesa, de la que ha destacado que es "una figura característica de España", aunque ha recordado que ya se le entregó la medalla de oro de la ciudad.

Por otro lado, ha manifestado el "agradecimiento" del Ayuntamiento de la capital por el hecho de que recientemente el espacio municipal CentroCentro acogiera la primera exposición de las obras de la Fundación Casa de Alba.

En este punto, ha subrayado que la duquesa "hizo mucho por el patrimonio" que tenía y que forma parte de la historia de España. "Ha cuidado ese patrimonio, lo va a dejar a la generación mejor de como se lo encontró", ha concluido.

Madrid cuenta en pleno centro de la ciudad con la residencia de la casa de Alba, el Palacio de Liria, construido por el arquitecto Ventura Rodríguez entre 1762 y 1780 para el tercer Duque de Berwick y de Liria.De estilo barroco clásico, en este palacio situado en la calle de la Princesa, a espaldas del cuartel de Conde Duque, destaca su fachada con columnas jónicas y pilastras que descansan sobre un basamento almohadillado.