La DGT anuncia la entrada en servicio del radar del túnel de Guadarrama que comenzarán a multar el 9 de enero

madrid

| 11.12.2011 - 12:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha recordado que a partir de este viernes los conductores que circulen por los túneles de Guadarrama, sentido Madrid recibirán una carta informativa comunicándoles que han cometido una infracción captada por un radar de tramo.

Esta carta informativa se enviará durante un mes, hasta el 9 de enero de 2012, fecha a partir de la cual, cualquier conductor que circule por dichos tramos a una velocidad media superior a la permitida será sancionado y recibirá una multa con el importe correspondiente.

Los nuevos puntos de control de velocidad mediante radar de tramo, controlan la velocidad media de los vehículos que circulan en un determinado recorrido de vía. "Su objetivo principal es regular la velocidad en aquellos tramos de carretera en que la seguridad está más comprometida, como son los túneles, viaductos o circunvalaciones de ciudades en donde es muy alta la densidad de circulación de vehículos", según ha explicado la DGT.

El radar está ubicados en el túnel III de Guadarrama, en la Autopista del Noroeste, AP-6, creando un tramo controlado de 8 kilómetros con velocidad limitada a 100 kilómetros por hora.

Ya existen, en funcionamiento desde diciembre de 2010 dos radares de este tipo: en el túnel II de Guadarrama, en la Autopista del Noroeste, AP-6, (punto kilométrico 53,500, boca de entrada del túnel y en el punto kilométrico 57, boca de salida del túnel) sentido La Coruña; y en el túnel de Torrox, Málaga, en la Autopista del Mediterráneo, A-7, sentido Barcelona. El tramo controlado es de 1 kilómetro con velocidad limitada a 100 km/h.

La DGT ha recordado que ésta es una medida con la que se pretenden evitar muertes en carretera, ya que "la velocidad inadecuada o excesiva es una de las causas principales de los accidentes de tráfico, que está presente en uno de cada cuatro accidentes mortales".