La Delegación del Gobierno prohíbe la "procesión atea" y sus organizadores recurren

Pretendia discurrir el Jueves Santo por el barrio de Lavapiés

Por coincidir con las procesiones católicas y discurrir por varias parroquias

La Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL) recurrirá la prohibición

Aguirre: la Delegación del Gobierno acierta al prohibir la procesión

Gallardón celebra la prohibición de la procesión atea porque era una provocación

madrid

| 14.04.2011 - 11:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido la denominada "procesión atea" convocada por varios colectivos sociales para el Jueves Santo al considerar que coincide con las procesiones tradicionales y que hay unanimidad entre las instituciones en pedir su desautorización.

Según ha informado la Delegación en un comunicado, esta resolución "se ha tomado en estricto cumplimiento de la legalidad y teniendo en cuenta todos los informes emitidos" sobre la convocatoria.

La institución ha valorado que la manifestación atea "coincide en el espacio público (lugar) con procesiones católicas cuyos recorridos ya son conocidos desde hace años" y además "existe una apreciación unívoca por parte de todas las Administraciones que han tenido conocimiento de esta convocatoria, coincidiendo en que no debe llevarse a cabo".

"El lugar por el que pretenden los convocantes desarrollar la manifestación, curiosamente, presenta nombres relacionados con la simbología católica. El día elegido es Jueves Santo y la hora prevista que coincide con el comienzo de las procesiones católicas", ha esgrimido la Delegación.

Asimismo, la decisión de no autorizar la marcha también ha tenido en cuenta que la serie de 'imágenes' (pasos) que discurrirían por la manifestación, que aluden de forma crítica a iconografía cristiana, que "en cualquiera de sus recorridos, discurre por una zona donde se encuentran múltiples parroquias".

En este sentido, el escrito también motiva la denegación en la coincidencia en el mismo espacio público del acto ateo con procesiones católicas "cuyos recorridos ya son conocidos desde hace años"; así como el carácter de "contramanifestación y presencia de grupos antagónicos y radicales que están citándose para acudir a estos actos".

La Delegación de Gobierno también ha tenido en cuenta para prohibir la 'procesión atea' la gran afluencia de público y "la necesaria protección de la imagen turística de la ciudad de Madrid". "El lugar de celebración de la convocatoria constituye un enclave de alto valor patrimonial histórico artístico", ha añadido.

Por último, el departamento que dirige Carrión ha indicado que tanto la Jefatura Superior de Policía, como el Ayuntamiento de Madrid, como la Abogacía del Estado han expresado una "apreciación unívoca" para que no se lleve a cabo este acto convocado por la asociación de ateos madrileños y la asamblea vecinal 'La Playa de Lavapiés', entre otras.

La Delegación del Gobierno solicitó a principios de esta semana un informe a la Abogacía del Estado sobre la conveniencia de autorizar la denominada "procesión atea", que los organizadores tramitaron primero como un evento lúdico y finalmente como manifestación.

AGUIRRE Y GALLARDÓN CELEBRAN LA DECISIÓN

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, considera "muy acertada" la medida de la Delegación del Gobierno de Madrid de prohibir la celebración de una procesión "atea" el Jueves Santo, pues considera que no debe resultar "gratis" ofender a los católicos.

Aguirre ha recordado que "ofender a cualquier manifestación religiosa es un delito que está penado por la Ley" y que "nadie se hubiera atrevido a hacer contra otra religión, por ejemplo, contra la musulmana"

La presidenta h a añadido que esta decisión, la primera señalada que ha tomado la nueva delegada del Gobierno, Dolores Carrión, "hace que entre con buen pié en la Delegación".

Por su parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha celebrado la prohibición de la procesión atea convocada para el Jueves Santo porque la considera "una provocación" y ha apoyado la decisión de prohibirla adoptada por la Delegación del Gobierno. En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, Gallardón ha explicado que a su juicio, la prohibición "es una buena noticia" porque "cuando se plantea esta iniciativa" con "dos coincidencias de tiempo y sitio no se puede alegar que lo que se está pretendiendo es el ejercicio de un derecho" porque "ese derecho puede perfectamente ejercerse en otro tiempo y en otro sitio".

"Cuando lo que se pide es coincidencia de tiempo y de sitio con manifestaciones de carácter religioso de una confesión religiosa que ya se sabe cuál es su itinerario y horario, evidentemente lo que se está buscando es una confrontación", argumentó Gallardón. Para el alcalde, "es obligación de las administraciones públicas evitar esa confrontación", motivo por el cual aseguró celebrar y apoyar la la decisión de la Delegación del Gobierno de prohibir la procesión atea.

LOS CONVOCANTES RECURRIRÁN LA PROHIBICIÓN Y ESTUDIAN UNA NUEVA MARCHA

La Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL), una de las convocantes de la 'procesión atea', recurrirá su prohibición al considerar que los argumentos dados por la Delegación del Gobierno son "erróneos", y no descarta convocar una nueva marcha en contra del retroceso de las libertades. Así lo ha dicho su presidente, Luis Vega Domingo, quien se ha mostrado "tranquilo" aunque "preocupado" porque la argumentación de la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, es "inexacta" además de "coincidente en lo fundamental con la que están dando los grupos fundamentalistas católicos y coincidente en el tiempo con el comunicado del Ayuntamiento de Madrid".

Para Vega la prohibición es "un retroceso en el derecho de las libertades" y le recuerda los principios de la Transición española el "impedir a un grupo de ciudadanos manifestarse porque coincide con una fecha que parece ser propiedad de la Iglesia", en referencia al Jueves Santo.

También se ha mostrado preocupado por "el follón que se ha montado" y que, a su juicio, empieza a tener "un tufillo" casi inquisitorial: "Que se hayan recogido firmas y que se hayan movilizado particulares y un grupo de abogados contra nosotros tiene detrás una Iglesia que lo que quiere es complicar el derecho a la libre expresión y criminalizar a un grupo", ha afirmado.

HAZTEOIR SE QUERELLA CONTRA LOS ORGANIZADORES

La asociación HazteOir.org ha presentado en la Delegación del Gobierno de Madrid un total de 100.423 firmas contra la llamada "procesión atea", al tiempo que han interpuesto una querella criminal contra los convocantes de la iniciativa por "delitos de provocación al odio y violencia por motivos religiosos". Así lo determina el escrito que ha presentado en el registro el abogado de HazteOir.org en la causa, Javier María Pérez-Roldán, quien tras la entrega de las firmas ha manifestado su satisfacción por la decisión de la Delegación del Gobierno en Madrid de prohibir la procesión atea.

"La presentación de las firmas ha servido para que esta misma mañana se echara atrás (la manifestación) y estamos convencidos que ha sido por la labor de numerosas organizaciones capitaneadas por HazteOir.org que han conseguido en tiempo récord un conjunto de firmas que en España no se consiguen normalmente, señal de que hay una sensibilización muy profunda", ha manifestado el también presidente del centro jurídico 'Tomás Moro'.

Por su parte, Olga Cuquerella, miembro de la asociación, ha añadido que al conocer las declaraciones de los querellados se sintió "muy ofendida", pues "dijeron que su intención clara era la de ofender los sentimientos católicos y que tenían como referente indiscutible la quema de iglesias de la República". Así las cosas, el abogado de la causa ha anunciado que se ha interpuesto una querella criminal contra los convocantes de la procesión atea debido a las declaraciones que hicieron representantes de diversas asociaciones el pasado 23 de marzo en una emisora de radio en las que manifiestan su intención de "hacer daño" a los católicos durante la celebración de los pasos procesionales de Semana Santa.