La Cuesta de Moyano podría ser incorporada en los recorridos turísticos

Los libreros lamentan el "páramo" en el que se ha convertido el espacio con la peatonalización

madrid

| 19.01.2016 - 14:52 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Cuesta de Moyano podría tener una terraza para dinamizar la zona y ser incorporada en los recorridos turísticos, ha planteado la directora general de Bibliotecas, Belén Llera, en la comisión de Cultura y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, quien ha manifestado que es conocedora del "grave decaimiento del negocio desde hace siete años", los mismos que han pasado desde que el PP peatonalizó la zona.

Llera ha expuesto que el Ayuntamiento se sentará con los libreros de Moyano para hablar sobre la apertura de casetas vacías y el canon. En este punto, la edil socialista Mar Espinar ha puesto sobre la mesa la diferencia de precios, que van desde los 3.000 euros para unas casetas y los 12.000 para otras. "*Por qué mantienen ese agravio comparativo?", ha preguntado a los responsables de Ahora Madrid.

Se trabaja también con la Junta de Retiro para incluir la Cuesta de Moyano en la propuesta para declarar el entorno patrimonio de la humanidad por la UNESCO. El Ayuntamiento trabaja con la fecha del mes de febrero para empezar la organización del proceso de dinamización.

Mar Espinar, por su parte, ha lamentado el "desconocimiento de los madrileños de la Cuesta de Moyano", con una treintena de casetas y casi 90 años de vida. Y es que "no hay señalización que facilite la ubicación", algo que no costaría mucho, en su opinión. También ha planteado que puedan circular coches para que los libreros que compran en la Cuesta de Moyano puedan meter en los coches lo adquirido.

Los libreros explican que en un espacio reducido se concentra un carril bici "que no está delimitado ni pintado". Tampoco está señalizada la zona, "falta divulgación y puede ser la causa de que la cuesta sea desconocida, incluso por los propios madrileños".

Hace dos años, los comerciantes de la Cuesta elaboraron un díptico "que ni siquiera contó con el apoyo del Ayuntamiento para su difusión". Y todo eso unido a la disparidad de tarifas para las casetas, desde 3.000 a 12.000 euros.