La Comunidad y el Ayuntamiento de Boadilla rehabilitarán el Palacio del Infante Don Luis

Se invertirán 4 millones de euros en la rehabilitación de fachadas y en la recuperación de la capilla de la Condesa de Chinchón

madrid

| 23.03.2012 - 15:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

La Comunidad y el Ayuntamiento de Boadilla han firmado hoy un convenio para rehabilitar el Palacio del Infante Don Luis, y hacer así "accesible a todos los españoles una de las mejores muestras arquitectónicas de Ventura Rodríguez", según la presidenta Esperanza Aguirre. La inversión será de 4 millones de euros, cofinanciados a partes iguales por ambas administraciones a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), y en la primera fase se restaurarán las fachadas, la capilla de la condesa de Chinchón y el acceso principal al edificio.

"Este palacio es una de las joyas de nuestro patrimonio y creo que tiene una gran personalidad", ha señalado Aguirre para quien "recuperar su esplendor perdido y potenciar la oferta turística de Boadilla es una magnífica noticia" para los vecinos de la ciudad y para todos los españoles, ya que fue declarado monumento histórico nacional en 1974.

El palacio fue encargado en 1763 por el hermano de Carlos III al madrileño Ventura Rodríguez, natural de Ciempozuelos, que fue "el principal arquitecto español del siglo XVIII", ha recordado Aguirre quien ha hecho hincapié en que la rehabilitación dará "posibilidad de acceso a los vecinos".

"Creo que nuestra obligación es preservar el legado histórico que hemos recibido de las anteriores generaciones y transmitirlo a las siguientes, si es posible, en un estado todavía mejor que lo que hemos recibido", ha dicho Aguirre tras señalar que su Gobierno ha invertido desde 2003 más de 48 millones de euros en rehabilitar el patrimonio regional.

La Comunidad ya invirtió 2,7 millones, mediante el Plan Prisma, en la peatonalización del entorno histórico de Boadilla, que incluye la explanada del palacio y la fuente de Ventura Rodríguez, declarada Paraje Pintoresco en 1974, el Convento de la Encarnación y la Iglesia de San Cristóbal, ha recordado la presidenta.

Por su parte, el alcalde de Boadilla, Antonio González Terol ha explicado que los proyectos de ejecución deben pasar el visto bueno de la Dirección General del Patrimonio e inmediatamente se hará la licitación pública.

En cuanto a los plazos de ejecución, el regidor ha considerado que "lo importante no es la velocidad, sino la garantía de que empezamos" y ha añadido que el consistorio ya ha recibido las ayudas de 160.000 euros aportadas por el Banco de Santander.

Preguntado por los agujeros que se pueden ver en los techos y suelos del palacio, el alcalde ha explicado que se trata de "catas para ver el estado de las vigas y forjados, y las hizo el anterior concesionista, la Sociedad General de Autores (SGAE)", pero que también hay "destrozos". Ello motivó que "en el último pleno, en la resolución de la concesión, dijésemos que íbamos a requerir económicamente que la SGAE resarciese los daños que había producido al edificio", ha continuado González. "Algunos eran necesarios, que son los que hay que abordar antes de rehabilitar un edificio para ver todos los detalles; y otros, como la desaparición de escaleras o de construcciones auxiliares son innecesarios y gratuitos, sobre todo no permitidos porque la Comunidad de Madrid, que es quien tiene que autorizar este tipo de acciones sobre un BIC (Bien de Interés Cultural) no los autorizó".

Por ello, el Ayuntamiento va a "requerir que lo devuelvan a su estado original", según González, quien ha añadido que el palacio tendrá "un uso educativo, cultural, de acción social, público o privado. Lo de menos será quién lo gestione, pero ese tiene que ser el fin".

El Ayuntamiento tiene "muchos proyectos en cartera", pero "antes de llegar a la idoneidad de qué es lo que va a dotar de contenido al palacio, lo que hay que hacer es que no se siga degradando" y, a partir de ahí, el proyecto de rehabilitación integral tendrá que ir acompañado de la decisión sobre el uso definitivo del palacio.