La Comunidad trabaja en 74 viviendas próximas a Línea 7 en San Fernando

Rollán destaca la "total normalidad" en las obras de la L7 de Metro y pide disculpas a los vecinos

La oposicion critica que en septiembre la Consejería calificase de "obra menor" la actuación en la Línea 

El PSOE ha exigido "explicaciones claras y contundentes" sobre ella

San Fernando reprocha a la Comunidad no informar del desalojo de un colegio

madrid

| 19.11.2015 - 16:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Comunidad de Madrid está actuando en 74 viviendas de San Fernando de Henares próximas al tramo de la línea 7 de Metro, entre las estaciones de La Rambla y Hospital del Henares, que presentan grietas en su estructura aunque no está previsto su desalojo.

Lo ha dicho hoy a los medios el consejero de Transportes, Pedro Rollán, en la Asamblea donde ha informado del cierre de este tramo de la Línea 7 el próximo sábado para proceder a la "consolidación" del terreno dadas "las características muy irregulares del subsuelo" provocadas, en parte, por la cercanía del río Henares.

Las obras, "previstas y programadas", obligarán a casi un centenar de niños de una escuela infantil cercana a trasladar su actividad, a partir del lunes, a un centro escolar de la Comunidad de Madrid distante unos 400 metros y perteneciente al instituto Vega del Jarama.

Rollán ha explicado que con este traslado se garantiza que los escolares puedan desarrollar su actividad "con total normalidad" y libres del ruido que puede generar la maquinaria de gran tamaño que hay que utilizar en los trabajos.

El consejero ha pedido disculpas a los padres de los pequeños, tranquilidad a los vecinos de la zona y ha cifrado en 74 el número de viviendas sobre las que se está trabajando pese a no haber una causa-efecto entre las obras que se llevan a cabo y la situación de los inmuebles.

"Por una cuestión de responsabilidad actuamos para garantizar el funcionamiento de la infraestructura de transportes y para subsanar las deficiencias en las viviendas", ha dicho el consejero tras informar de que estos inmuebles "no se van a desalojar".

Rollán ha explicado que durante los tres meses que permanecerá cerrado el tramo Las Ramblas-Hospital del Henares se pondrá en funcionamiento una línea especial que hará un recorrido muy similar y próximo a las estaciones afectadas además de reforzar las líneas 281 y 288 en un 50 por ciento.

La Consejería de Transportes ha solicitado el asesoramiento de expertos y catedráticos de reconocimiento nacional e internacional para la ejecución de las trabajos, cuyo coste "no está contemplado" que tenga que ser abonado por la empresa constructora.

"Hablamos de que las características irregulares del subsuelo es lo que ha motivo que se esté produciendo un asentamiento en algunos puntos concretos del terreno", ha dicho.

Rollán tampoco ha querido valorar si las obras que se iniciaron en 2007 tuvieron el ritmo adecuado o no, como han denunciado los sindicatos, y se ha mostrado convencido de que han tenido "un seguimiento por parte de los técnicos, que son los que refrendan que la ejecución material de las mismas, conforme a las características del proyecto, se han hecho de manera adecuada".

Por su parte, el portavoz socialista en la Comisión de Transporte, Vivienda e Infraestructuras en la Asamblea, Daniel Viondi, ha criticado que en septiembre la Consejería de Transportes calificase de "obra menor" la actuación en la Línea 7 y ha exigido "explicaciones claras y contundentes" sobre ella.

A su juicio, con las infraestructuras y la seguridad de los vecinos "no se puede estar regateando con excusas", y ha vuelto a pedir al Gobierno regional que realice una auditoría "completa" del tramo afectado de la Línea 7.

Para Viondi, este actuación es "un claro ejemplo" de la política de transporte de los gobiernos del PP en la Comunidad: "Cuenta más el cortar la cinta antes de la fecha de las elecciones que planificar una obra adecuadamente", ha concluido.

EL GOBIERNO MUNICIPAL DE SAN FERNANDO REPROCHA QUE LA COMUNIDAD NO LE INFORMARSE DEL TRASLADO DE LOS ALUMNOS DE UNA ESCUELA INFANTIL A CAUSA DE LAS OBRAS

El Gobierno municipal de San Fernando de Henares ha reprochado a la Comunidad de Madrid que no le haya informado de su decisión de trasladar a los alumnos de la escuela infantil El Tambor a otro centro a partir del lunes con motivo de las obras que se iniciarán en la línea 7 de Metro.

En un comunicado, el Gobierno municipal de San Fernando de Henares Sí Puede (SFHSP) ha denunciado que ha tenido constancia del desalojo de la guardería y el desplazamiento de los alumnos al antiguo colegio de María Antonia Goñalons a partir de informaciones de los padres y la directora del centro.

Durante la jornada, la alcaldesa, Catalina Rodríguez, ha contactado con el director general de Carreteras e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Trigueros Rodrigo, quien le confirmado que se llevará a cargo el traslado.

Según el Ayuntamiento, el responsable ha reconocido el "grave error" cometido al no informar al equipo de gobierno del Ayuntamiento. Trigueros ha justificado el desalojo de la guardería por el ruido que generarán las obras que se efectuarán en el suburbano, entre las estaciones de La Rambla y Hospital del Henares, y cuya duración será de unos tres meses.

Además, ha señalado que el cierre el pasado domingo de la línea 7 de metro en ese mismo tramo, y del que el Ayuntamiento de San Fernando no fue informado, fue decidido al observar "salir agua del túnel".

Las obras proyectadas en la línea, y que obligarán al cierre del servicio en ese tramo a partir del próximo sábado 21 de noviembre, pretenden "acometer de manera integral labores de consolidación del terreno" debido a las irregularidades que este presenta, según la Consejería de Transportes. "Se alternan capas de calizas, margas, terrenos yesíferos, y zonas con sales como la halita, con un gran capacidad de disolución frente al agua, y que propicia la pérdida de la capacidad portante y de sustentación del suelo", han señalado los técnicos del Gobierno regional.

En relación a los daños que las deficiencias en la infraestructura de la línea pudiera causar en edificios próximos, el Gobierno local ha advertido que "estará vigilante". "Los técnicos municipales están revisando las obras y desde la concejalía ya se han solicitado las mediciones de los testigos que valoran las fisuras", ha señalado el Ayuntamiento en una nota.