La Comunidad señaliza 22 rutas para bicicleta en el Parque del Guadarrama

El Parque de Guadarrama acoge la primera marcha de bicicleta de montaña

madrid

| 06.04.2014 - Actualizado: 22:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid ha señalizado 22 rutas para bicicleta de montaña por el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y su Zona Periférica de Protección, según ha indicado este domingo el Gobierno regional en un comunicado.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, lo ha anunciado durante su visita a la I Marcha de Bicicleta de Montaña por la Zona Periférica, una ruta de 30 kilómetros a la que el consejero ha dado la salida.

"Hemos puesto 22 rutas a disposición de los madrileños para que se acerquen, disfruten y lo hagan de una forma respetuosa con el medio ambiente. Por eso también les hemos dado el Decálogo del Buen Uso de la Bicicleta, para que todos esos participantes, esos más de 800 que han salido a disfrutar de esos 30 kilómetros de esta magnífica ruta, puedan disfrutarla y a la vez cuidarla", ha manifestado Sarasola.

El mencionado decálogo recoge aquellas cuestiones que favorecen una práctica respetuosa de la bicicleta en este entorno. Se ha entregado a los participantes en la prueba y estará también disponible en todos los centros de atención a visitantes del Parque. Además, se distribuirá por las principales tiendas de bicicletas de la región o empresas vinculadas al ciclismo.

La prueba celebrada hoy, dado que su recorrido transita por una de las 22 rutas señalizadas, atraviesa en su práctica totalidad caminos de más de tres metros de ancho. Junto a la marcha de 30 kilómetros se ha desarrollado otra pensada para las familias, con un recorrido de ocho kilómetros en el que han podido participar padres e hijos.

Estas 22 rutas han sido señalizadas mediante el sistema internacional IMBA, sistema asumido en toda Europa para que el ciclista de montaña interprete las señales, las mínimas posibles para no alterar el medio.

Esta señalización supone que dicha ruta cumple con unos estándares de calidad, unos requisitos fundamentales de seguridad y unos servicios mínimos vinculados a la ruta (puntos de agua, cartelería explicativa, aparcamiento adecuado en su punto de inicio, etcétera).