La Comunidad refuerza los hospitales con 150 camas ante el aumento de gripe

La incidencia ha alcanzado los 77,17 casos por 100.000 habitantes

Los enfermeros piden refuerzo de Atención Primaria en centros de salud y hospitales

El SATSE pide informar al usuario de que no es necesario acudir a Urgencias por una gripe

UPyD pide que Sanidad explique la saturación de urgencias hospitalarias

madrid

| 14.01.2015 - 12:45 h
REDACCIÓN

La Consejería de Sanidad ha iniciado el refuerzo de los hospitales con 150 camas y 190 profesiones -de los cuales un 80 por ciento son enfermeros y auxiliares de Enfermería- para atender la demanda existente en las urgencias por el aumento de casos de gripe y otras enfermedades estacionales. Sanidad lo ha anunciado en un comunicado en el que asegura que dedicará más recursos en función de la demanda si fuera necesario.

La Comunidad de Madrid, añade la nota, "ha rebasado en los últimos días el umbral de actividad epidémica de la gripe y en estos momentos se encuentra en fase ascendente, como es habitual en los últimos años por estas fechas".

La incidencia ha alcanzado los 77,17 casos por 100.000 habitantes, duplicando prácticamente el umbral establecido para esta temporada (40,8 casos), que determina la calificación como "epidemia", tal como indica el Servicio de Epidemiología de la Comunidad de Madrid.

Para mitigar los efectos de la gripe, la Consejería de Sanidad llevó a cabo, a finales del año pasado, la campaña de vacunación dirigida a los grupos de riesgo. En concreto, un total de 914.563 personas se han vacunado frente a la gripe, de los que 591.931 son ciudadanos mayores de 65 años, según datos de del departamento que dirige Javier Maldonado.

LOS ENFERMEROS PIDEN REFUERZOS EN ATENCIÓN PRIMARIA

Por su parte, el Sindicato de Enfermería SATSE ha recomendado a las autoridades sanitarias de Madrid el refuerzo de la Atención Primaria en centros de salud y en hospitales para evitar la "sobresaturación" que afrontan en estos días, generada por la asistencia de pacientes de gripe invernal.

A pesar de no haberse producido aún el pico de máxima actividad de la gripe, los hospitales madrileños están viendo cómo sus urgencias se saturan, principalmente debido a la falta de personal de enfermería y al cierre de camas que se abren (muy poco a poco) cuando la situación es ya desesperada", dice SATSE.

En una nota de prensa, el sindicato dice que, además, "sería imprescindible" una campaña informativa que informe al usuario de que no es necesario acudir a las urgencias ante una gripe.

Según el sindicato, aunque aún no hay epidemia de gripe y los picos de incidencia están por debajo de las previsiones, las Urgencias de la mayoría de los hospitales de la Comunidad "están al límite, con esperas que pueden superar, en ocasiones, las tres horas" para ser atendidos.

"Las citas en Atención Primaria se están demorando por el aumento considerable de la demanda", explica SATSE, y añade que los usuarios -"con patologías en la mayoría de las ocasiones leves"- deciden la alternativa de acudir a los servicios de urgencias de Atención Primaria (SUAP) y a las Urgencias hospitalarias.

La gripe, dice SATSE, es un problema estacional, recurrente, que cada año crea problemas en la estructura hospitalaria "básicamente por una falta de previsión por parte de la Administración sanitaria que otro año más improvisa una solución que casi siempre llega tarde".

Los enfermeros consideran que una "correcta gestión" de las camas y de las plantas de hospitalización (con la correcta dotación de personal de enfermería para atenderlas) "minimizaría la situación de las Urgencias, evitando las largas horas de espera, el malestar entre pacientes y familiares y el sobreesfuerzo de un personal que no puede hacer más de lo que hace".

Por otra parte, el sindicato aboga por una campaña informativa con la que el usuario sea informado y sea consciente de que no es necesario acudir a las urgencias ante una gripe.

Este martes, la Consejería de Sanidad anunció que reforzará los hospitales regionales con 150 camas y 190 profesiones -de los cuales un 80 por ciento son enfermeros y auxiliares de Enfermería- para atender la demanda existente en las urgencias por el aumento de casos de gripe y otras enfermedades estacionales.