La Comunidad recibe 402 solicitudes para realizar fiestas en Nochevieja

248 de ellas de locales de la capital

Fiestas noches

madrid

| 29.12.2012 - 12:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid ha recibido 402 solicitudes para realizar fiestas en Nochevieja, 248 de ellas procedentes de locales de la capital, han informado a Europa Press desde ambas instituciones.

A nivel regional, los últimos datos provisionales indican que, a fecha del pasado día 24 de diciembre, la Comunidad de Madrid ha recibido 402 solicitudes para la fiesta de Nochevieja, frente a las 406 del mismo periodo del 2011.

De las 402 solicitudes que la Comunidad de Madrid ha recibido para celebrar la noche de fin de año, 248 han sido relativas a la capital. Este año el Ejecutivo regional ha pedidoa los consistorios que hagan un informe no vinculante sobre estas peticiones, y según ha confirmado el Ayuntamiento de Madrid a Europa Press, han dado el visto bueno a cerca de un centenar de fiestas.

Los motivos que mayoritariamente ha esgrimido el Ayuntamiento de Madrid para no dar su visto bueno a alguna de estas peticiones han sido que los locales tenían abierto expediente sancionador, que contaban con expediente disciplinario o que los locales se encontraban en zonas de alta protección acústica.

En el caso de la Comunidad de Madrid, los motivos por los que la Comunidad está denegando las solicitudes presentadas son las molestias vecinales, o por encontrarse en zona de protección acústica, y estas, en todo caso, han sido reflejadas en el informe desfavorable que remiten los ayuntamientos al Gobierno regional.

El resto de solicitudes presentadas y no resueltas pueden deberse a diferentes motivos como no haber atendido a los requerimientos realizados, falta de documentación requerida y no subsanada, haber presentado la documentación con tan escaso margen de tiempo que no ha permitido que los ayuntamientos informen de sus solicitudes o que haya transcurrido el plazo de diez días que se da para ello.