La Comunidad presenta alternativas para desbloquear las cocheras de Cuatro Caminos

madrid

| 04.11.2016 - 14:58 h
REDACCIÓN

El consejero de Transportes y Vivienda, Pedro Rollán, ha presentado una maqueta con las alternativas técnicas de Metro de Madrid para solucionar los requerimientos del Ayuntamiento y desbloquear el proyecto de soterramiento de las cocheras de Cuatro Caminos y la construcción de 443 viviendas.

La nueva propuesta incrementa la zona verde abierta al público hasta un total de 21.000 metros cuadrados, con un gran parque sobre la superficie de una meseta, bajo la cual se situarán las cocheras subterráneas de Metro.

El proyecto toma en consideración los nuevos requerimientos del Ayuntamiento de Madrid, según Rollán, que planteaba trabas relacionadas con la cota, ya que en el subsuelo existen instalaciones del Canal de Isabel II, sobre las cuales está el túnel para vehículos bajo la glorieta de Cuatro Caminos, y por encima de este circula el metro.

Se ha acondicionado el proyecto, "atendiendo a la petición del Ayuntamiento de rebajar en un metro más la cota", pese a que fue aceptada por los técnicos municipales, y de "eliminar las paredes verticales", efectuando una actuación verde en uno de los tramos de la calle Esquilache.

El acceso al parque, que está por encima del nivel de la calle, se hace mediante "unos suaves taludes" o pendientes, que incrementa la zona verde y permitirá "recuperar y entregar un espacio que nunca ha tenido la ciudadanía".

Al mismo tiempo se permite a Metro "seguir prestando un servicio en estas cocheras que son un requisito sine qua non para el buen funcionamiento de la red", ha añadido. Se trata de "un proyecto fantástico que permitiría materializar el sueño de 443 familias cooperativistas, muchas han aportado todos los ahorros que tenían, en algunos casos cercanos a 100.000 euros", según Rollán.

El Ayuntamiento, desde que tramitó el proyecto, "nunca puso ningún tipo de reparo, el cambio se produjo cuando entró el Equipo de gobierno de Ahora Madrid", ha añadido.

El pasado 28 de octubre se entregó al Ayuntamiento la subsanación del proyecto de Plan Parcial presentado inicialmente por la cooperativa Metropolitan, y en estos momentos tanto Metro como las familias están a la espera de la respuesta del Ayuntamiento, que Rollán considera "razonable" que se produzca antes de fin de año.

Si es aprobada la propuesta, que permite alcanzar la cota técnica de 707 metros demandada por el Ayuntamiento, éste deberá redactar y aprobar posteriormente el Plan Parcial de Reforma Interior, y luego el Proyecto de Urbanización.

El proyecto de soterramiento de las cocheras se inició en 2010 con la firma del protocolo para transformar el espacio en zona residencial, que según la maqueta incluye tres grandes edificios: uno de uso dotacional para la administración pública, otro de uso terciario (oficinas) y un tercer bloque residencial, con un 10% de vivienda protegida.

En 2014 la Cooperativa Metropolitan se hizo con la enajenación de las cocheras por un importe de 88,3 millones de euros para construir 443 viviendas, de ellas 62 protegidas. En junio del año pasado, el Ayuntamiento cambió de criterio e indicó que el proyecto no cumplía los objetivos del PGOU, siendo el soterramiento de las cocheras el principal punto de discrepancia.

"El documento cumple escrupulosamente, como lo ratifica el informe de Urbanismo de la Comunidad de Madrid", ya que nunca anteriormente se presentó "ningún tipo de reparo por parte de Ayuntamiento al mismo", según Rollán, que ha llamado a la responsabilidad y ha expresado su apoyo a las familias.

A su juicio, se trata de "una decisión política", ya que si la parcela estuviera en el sur de la capital y tuviera un valor inferior al que tiene "ya se habría solucionado" el bloqueo. El próximo mes de diciembre está previsto que los cooperativistas hagan el pago que el Gobierno regional les aplazó en junio pasado.