La Comunidad pone en marcha las obras de mejora de la M-625 | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

La Comunidad pone en marcha las obras de mejora de la M-625

Invertirá más de cinco millones para la conservación de las carreteras del norte

Se procederá a la reparación del firme y mejora en la M-607, M-608, M-611, además de la M-625

madrid

| 10.04.2013 - Actualizado: 16:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha este miércoles las obras de mejora de la M-625, donde se llevará a cabo la reposición del firme de un tramo de 2,4 kilómetros a la altura de Guadalix de la Sierra, y que terminarán antes del verano. Así lo ha indicado en declaraciones a la prensa el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, quien ha estado presente en el inicio de los trabajos, acompañado por el alcalde de Guadalix de la Sierra, Angel Luis García Yuste.

Cavero ha destacado que las obras van a beneficiar a los más de 80.000 habitantes de esta zona de la región, entre los que se encuentran los 6.000 vecinos de Guadalix de la Sierra, así como a los casi 5.000 usuarios diarios de esta carretera.

Los trabajos, entre los tramos 14,200 y 16,620, suponen una inversión de 373.045 euros y tienen un plazo de ejecución de entre dos y tres meses, por lo que el consejero ha adelantado que finalizarán "antes del verano".

"Reponer y conservar las carreteras es fundamental", ha subrayado el consejero, al tiempo que ha recordado que Madrid cuenta con 2.700 kilómetros de carreteras.

Asimismo, ha señalado que Madrid es una de las comunidades que mejor conserva sus carreteras, destinando casi 100 millones de euros al año, incluso durante la crisis.

Cavero ha destacado la relación entre la conservación de las carreteras y la seguridad vial. A este respecto, ha señalado que en los últimos diez años la mortalidad en las carreteras madrileñas se ha reducido un 80 por ciento.

5 MILLONES DE EUROS PARA LA ZONA NORTE

En su apuesta por la conservación de carreteras para mejorar la seguridad vial, la Comunidad va a destinar más de cinco millones de euros a la rehabilitación de varios tramos de vías de la zona norte.

Así, se procederá a la reparación del firme, mejora de la señalización, repintado de líneas y colocación de barreras en las carreteras M-607, M-608, M-611, además de la M-625, beneficiando a casi 200.000 madrileños de los municipios del norte y actuando en un total de 27 kilómetros.

Además de la obra que se ha puesto en marcha este miércoles, la Comunidad de Madrid va a realizar en los próximos meses varias actuaciones para mejorar la movilidad en el entorno de los puertos de Canencia y La Morcuera, y en los municipios de Colmenar, Miraflores de la Sierra, Soto del Real, Manzanares el Real, El Boalo, Cerceda y Moralzarzal.

En la M-607, en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 35,500 y 48,860, se va a proceder a la reparación del firme, la renovación total de la señalización vertical y horizontal existente y se van a sustituir 1.460 metros de barrera metálica de seguridad, por 3.956 metros de nueva barrera. Igualmente, la actuación incluye la colocación de 420 metros de sistemas de protección de motoristas.

Por otra parte, en la M-608 se va iniciar la reposición del firme en un tramo de seis kilómetros, los comprendidos entre el punto kilométrico 8,548 y el 14,650. Se trata de una vía que une el municipio de Venturada con la carretera M-601 en Collado Villalba, afectando además a los municipios de Guadalix de la Sierra, Soto del Real, Manzanares el Real, El Boalo, Cerceda y Moralzarzal.

En cuanto a la M-611, la actuación afecta a un tramo de seis kilómetros, desde el punto kilométrico 1,810 al 8, 210, entre Soto del Real y Miraflores de la Sierra, donde se va a mejorar el drenaje, la señalización y el firme, y hacerla más segura por ser una vía muy castigada por las inclemencias del tiempo.