La Comunidad pide a Renfe que desmantele la línea de Cercanías a la Warner

Se estan produciendo robos y actos vandálicos en las antiguas instalaciones que han sido abandonadas

madrid

| 10.12.2013 - 13:29 h
REDACCIÓN

La Comunidad de Madrid ha pedido al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que desmantele el trazado y las estaciones de la antigua línea de Cercanías Renfe C-3a hasta el Parque de la Warner, que está en desuso desde abril de 2012, para evitar "robos y vandalismo" en esas instalaciones.

Fuentes de la Consejería de Infraestructuras y Transportes han explicadoque este tramo de la red de Cercanías, que fue construido por la Comunidad de Madrid hace más de diez años y costó 85 millones de euros, lleva sin utilizarse hace más de año y medio y carece de vigilancia.

Este hecho, han añadido, hace que a lo largo del trazado y en las dos estaciones que comprende (Parque de Ocio y San Martín de la Vega) se estén produciendo robos y actos vandálicos que afectan a las vías, postes, cableado y a otros materiales de esas instalaciones.

Por ello, la Comunidad de Madrid ha pedido a Adif que retire esta infraestructura para evitar más robos y con el fin de que Renfe pueda reutilizar esos materiales en otras líneas de la red de Cercanías, según informan desde la Consejería.

Esta petición se materializará en un acuerdo entre Renfe y la Comunidad que aún no se han firmado, a pesar de lo cual, y según las mismas fuentes, Adif ya ha comenzado los trabajos de retirada de materiales, aunque se desconoce por cuánto tiempo se prolongarán.

La ampliación de la línea de Cercanías C-3 hasta el Parque de la Warner la financió la Comunidad de Madrid y estuvo gestionada por Renfe hasta el 4 de abril de 2012, cuando el Consorcio Regional de Transportes decidido suspender el servicio por falta de viajeros y escasa rentabilidad y sustituirlo por autobuses interurbanos.

Según han informado desde la Consejería de Transportes, la línea de Cercanías a San Martín de la Vega "costaba más de tres millones de euros al año" y era utilizada a diario "por unos 190 viajeros", frente al "aproximadamente millón de usuarios" que tiene toda la red, lo que llevó a la Comunidad a tomar esta decisión "para no seguir perdiendo dinero", han señalado.

En cuanto al futuro de los terrenos por los que pasa el trazado, las mismas fuentes han recordado que fueron expropiados en su momento y, de acuerdo con la ley, los antiguos propietarios no tendrían derecho de reversión transcurridos ya más de diez años.

En todo caso, han precisado que los expropietarios de los terrenos tendrían que "devolver" la indemnización que percibieron por la expropiación si tuvieran derecho a recuperarlos.