La Comunidad lanza una campaña contra el abandono de bebés

madrid

| 30.08.2016 - Actualizado: 14:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid inició hoy una campaña de concienciación para evitar el abandono de bebé y para dar a conocer los servicios de asesoramiento y apoyo para las mujeres que decidan renunciar al cuidado de sus hijos y entregarlo en adopción.

La viceconsejera de Políticas Sociales y Familia, Belén Prado, presentó esta campaña, que estará presente en estaciones de metro, centros de salud y maternales, entre otros, y que tendrá como lema 'Antes de abandonarme, haz una llamada', mensaje que puede leerse sobre un chupete tirado en el suelo.

Prado recordó que hay una Unidad de Emergencia en la comunidad madrileña para ayudar a las madres en este tipo de circunstancias: "Su labor (de la unidad) es informar a las madres de los recursos que tienen a su disposición y, si finalmente deciden dar a su hijo en adopción, que sepan que este va a ser un procedimiento reglado".

Desde el Gobierno regional recuerdan que el procedimiento es "gratuito y confidencial" y que para iniciarlo basta con llamar al 012 o al 112. "Cualquier menor en situación de desamparo tiene derecho a tener una familia. En la Comunidad existe también la figura del acogimiento, por ejemplo, de los 4.000 menores en tutela y el 60% está en acogimiento familiar", señaló Prado.

IGUAL QUE UN PADRE BIOLÓGICO

Charo y Rafa, padres que han adoptado a través de la Dirección General de Atención a la Familia y el Menor, recuerdan que su experiencia con Miguel, que están en su casa desde hace nueve meses, fue "muy positiva". "Hay que estar convencido, desde luego, pero en el proceso no hay ninguna distinción con el de ser un padre biológico", explicó la madre de Miguel.

Rafa subrayó que todo el procedimiento previo de espera es "como la gestación de un hijo biológico, solo que en vez de durar nueve meses, aquí no se sabe cuánto dura" y que las 24 horas que pasan desde que ofrecen la posibilidad de adopción hasta que te entregan al hijo son "un carrusel de emociones".

En el caso de estos padres, su espera duró tres años, aunque reconocen que en su caso la espera fue corta al haber iniciado los trámites para una adopción internacional y tener simplemente que trasladar su expediente.

Rafa y Charo afirmaron asimismo que el proceso de idoneidad previo a la adopción, para ver la situación de los padres y su capacidad de hacerse cargo de un niño, es "muy natural". "Hay reconocimientos psicológicos, reuniones con trabajadores sociales, mostrar una solvencia económica, presentar certificados penales, etc. Solo busca asegurarse que podemos hacernos cargos del menor".