La Comunidad inspeccionará la seguridad de los autobuses escolares

madrid

| 10.09.2015 - 14:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Comunidad de Madrid ha iniciado una campaña de un mínimo de 150 controles a unos 500 vehículos destinados al transporte escolar, para comprobar que cuenten con toda la documentación en regla y los requisitos de seguridad, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado. El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras Pedro Rollán, ha asistido este jueves a uno de los controles de inspección, en el colegio público El Sol, en el distrito madrileño de San Blas.

En este sentido, Rollán ha subrayado que el objetivo de esta campaña "es que todos los vehículos que transitan por nuestras carreteras lo hagan con la mayor de las garantías en cuanto a seguridad se refiere, y máxime cuando hablamos de transporte escolar, que es un tipo de transporte que requiere una mayor atención y sensibilidad si cabe".

EXIGENCIAS A LAS EMPRESAS DE TRANSPORTE

El Gobierno regional, a través de la Dirección General de Transportes, tiene previsto autorizar este curso académico unas 1.000 rutas destinadas al transporte escolar y de estudiantes pertenecientes a 300 centros educativos de la región.

Para poder realizar estas rutas las empresas de transporte necesitan una autorización especial. Además de las autorizaciones requeridas a las empresas, éstas deben de adaptar y habilitar a sus vehículos para realizar este tipo de transporte, que resulta especialmente sensible al estar dirigido a menores de edad.

Hasta la fecha desde la Comunidad de Madrid se han tramitado 3.550 habilitaciones a vehículos para que puedan transportar a escolares. La normativa vigente exige que los conductores que cubren estas rutas viajen acompañados de al menos otro adulto en los casos de centros de educación especial y en los restantes servicios si se ha acordado entre el transportista y el centro escolar.

El acompañante debe conocer las normas de seguridad que se deben de aplicar durante el trayecto y en caso de accidente debe de contar con la acreditación necesaria para realizar esta labor. Las rutas deben de configurarse de manera que no excedan en una hora de duración por cada sentido del viaje.

Los centros deben exigir al transportista que justifique que es titular de la correspondiente autorización para realizar este servicio, estar en posesión de la tarjeta ITV que acredite que el vehículo es adecuado para el mismo y tener suscritos el seguro obligatorio de vehículos y el de responsabilidad civil.