La Comunidad inicia la protección de dos edificios históricos de Canalejas

Implican la protección de Banco Español de Crédito y del Central Hispano, hoy abandonadas

Se busca reactivar económicamente la zona, generar empleo y crear un polo de atracción turística

madrid

| 26.11.2012 - 19:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid ha iniciado los trámites necesarios para la recuperación de la manzana de Canalejas, en la capital, con el objetivo de reactivar económicamente dicho enclave, generar empleo y convertirlo en un nuevo polo de atracción turística en pleno kilómetro cero. Según han informado fuentes de la Consejería que dirige Ana Isabel Mariño, estos trámites implican la protección de las sedes históricas del Banco Español de Crédito y del Banco Central Hispano, hoy abandonadas, para que puedan "recobrar vida" y se conviertan en el nuevo "motor económico del corazón de Madrid".

Para hacerlo posible, la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura ha iniciado el proceso de protección de los dos edificios históricos que hay en la manzana: La Equitativa, sede histórica del Banco Español de Crédito (Calle Alcalá, 14) y el edificio del Banco Central Hispano en Madrid (Plaza de Canalejas, 1), que se construyeron entre finales del siglo XIX y comienzos del XX.

La Dirección General de Patrimonio Histórico regional ha examinado ambos edificios abandonados identificando aquellas partes que conservan valor histórico y que, por lo tanto, deben ser protegidas y conservadas. El Gobierno regional ha estudiado la historia de los inmuebles, las diversas reformas que han experimentando ambos desde que se construyeron hace más de cien años y su estado actual.

Como resultado, ha abierto sendos expedientes para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento las fachadas de ambos edificios y todos aquellos elementos que conservan un valor histórico artístico. Los expedientes culminarán su proceso administrativo en unos pocos meses con la aprobación final de ambos BIC.

Los elementos históricos que se conservan en ambos edificios mantendrán la máxima protección prevista en la ley, y el conjunto del inmueble quedará englobado en el entorno de protección del BIC. Este trámite realizado por el Gobierno regional abre la puerta a que los promotores del proyecto avancen en su redacción.

Según las mismas fuentes, la apuesta del Gobierno de la Comunidad de Madrid por la Operación Canalejas se debe, no sólo a su compromiso con la generación de empleo y el impulso del turismo, sino también a su "convencimiento" de que al volver la actividad a la manzana, se garantizará un adecuado mantenimiento de las instalaciones y la "correcta" conservación del patrimonio histórico de todos los madrileños "para el disfrute de futuras generaciones".