La Comunidad forma a 580 bomberos en conducción de emergencia con vehículos pesados

Practican con autobombas de gran tonelaje, adaptadas para circular por montes y caminos de difícil acceso

Los ejercicios se realizan con el camión cargado de agua para reproducir las condiciones ante un incendio

madrid

| 18.05.2012 - 13:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid imparte estos días en las instalaciones del Instituto Tecnológico Militar de la Marañosa un curso de reciclaje de prácticas de conducción de vehículos pesados en situaciones de emergencia en la que participarán 580 conductores del Cuerpo de Bomberos de la región.

La consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol asistió hoy a una de estas prácticas donde recordó que “estos ejercicios tienen como objetivo que los bomberos regionales pongan a punto sus conocimientos y ejerciten habilidades para manejar adecuadamente los vehículos todoterreno en situaciones diferentes a las habituales. Algo que supone una garantía de seguridad no sólo para estos profesionales, sino para todos los ciudadanos”.

Las instalaciones del Instituto Tecnológico Militar de la Marañosa, que están homologadas para este tipo de prácticas, disponen de unos recorridos establecidos y diseñados para la enseñanza de la conducción fuera de pista y todoterreno, donde los bomberos conductores de la Comunidad de Madrid adquirirán una mayor destreza en el manejo de los camiones del cuerpo en situaciones de dificultad muy superior a la que se encuentran en el día a día.

Los vehículos utilizados para los ejercicios, pertenecientes al Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, son autobombas de gran tonelaje, adaptadas para transitar por montes y caminos de difícil acceso, capaces de cargar 3.500 litros de agua además de todas las herramientas y mangueras necesarias para su uso, y que están especialmente diseñados para actuar en incendios forestales en ámbito rural y de monte.