Metro estudia adelantar su hora de cierre entre semana como medida de ahorro

Metro tiene unos ingresos anuales de 400 millones de euros y unos gastos de 1.200 millones

madrid

| 28.05.2012 - 13:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Consejería de Transportes e Infraestructuras está estudiando adelantar el cierre de Metro de Madrid en días laborables como medida de ahorro que permita ir reduciendo el déficit operativo de la compañía que alcanza los 800 millones de euros anuales. El anuncio lo ha hecho hoy el titular del departamento, Pablo Cavero, tras visitar las cocheras de Metro de Hortaleza junto al presidente de la empresa, Ignacio González.

En estos talleres, los vagones son sometidos cada noche a un mantenimiento "preventivo, predictivo y reactivo", una trabajo "heroico" que desempeñan 800 trabajadores, el 10 por ciento de la plantilla de Metro (8.000 personas), en las cuatro horas y media que transcurren desde el cierre del suburbano (01.30 horas) y su apertura (06.00 horas), tanto en días laborables como festivos.

"Esto es algo que estamos analizando y revisando", ha desvelado Cavero, para quien "no tiene mucha lógica cerrar el Metro a las 1.30 horas entre semana igual que en festivos".

Por ello, su Consejería está analizando si un adelanto del cierre del Metro "a las doce de la noche o cualquier otro horario" en días laborables puede ser una de las medidas de ahorro a implantar para reducir el déficit de 800 millones de euros que tiene esta empresa pública.

El consejero no ha precisado el ahorro económico que supondría esta medida, y ha insistido en que es una de las "muchas opciones de ahorro de costes" que estudia su departamento para intentar equilibrar las finanzas públicas de Metro "sin tener que tomar otras medidas".

Para ello, su equipo debe hace uso de "la mejor imaginación y las mejores prácticas empresariales" que aseguren la "sostenibilidad" de este medio de transporte con los estándares de calidad que requieren los madrileños, quienes, según Cavero, "estamos acostumbrados mal" porque "estamos acostumbrados a tener el mejor Metro del mundo".

El adelanto del cierre del suburbano, que conllevaría el correspondiente servicio de autobuses nocturnos, sería una medida de ahorro de lo que los gestores llaman "grasa" (ahorro que no repercute en la calidad y puntualidad del Metro) y a la que podría sumarse alguna acción en materia de limpieza o cualquier otro parámetro que resulte "excesivo" en la actualidad.

Paralelamente a estas medidas de ahorro, Transportes e Infraestructuras también estudia medidas de ingresos por la vía de la publicidad, a través de la instalación de locales comerciales en el suburbano e, incluso, dotando de telecomunicaciones a las 300 estaciones.

Su reto, en definitiva, pasa por "seguir manteniendo unos estándares de calidad muy altos y tratar de equilibrar las finanzas públicas".

Metro de Madrid tiene unos ingresos anuales de 400 millones de euros y unos gastos de 1.200 millones de euros.

Aplicando la aritmética, las pérdidas operativas ascienden a 800 millones de euros, "cheque que le tengo que pedir como consejero a la presidenta (Esperanza Aguirre) todos los meses de enero para cubrir el déficit de explotación que tiene Metro", ha concluido Cavero.

EL PSOE LO CALIFICA DE "IRRAZONABLE"

El portavoz socialista en Transportes e Infraestructuras, José Manuel Franco, considera que el anuncio de un posible recorte en el horario del Metro es "irrazonable" porque no se ha calculado cuánto podría ahorrar tal medida.

Según Franco, esa medida tendría un "efecto negativo" en la calidad del servicio público. "Entramos en un círculo vicioso que es nefasto para los madrileños, en el sentido de que a mayor restricción de servicio, menos usuarios y menos ingresos, lo que implica nuevos recortes y puede implicar de nuevo una subida de las tarifas en un futuro próximo", ha explicado.

Según el diputado del PSOE, la reducción del servicio de Metro no es "el camino adecuado para mejorar un servicio del siglo XXI", y cita que hay otras ciudades españolas que cierran un poco antes que el suburbano madrileño pero, en cambio, mantienen el servicio abierto durante la noche del fin de semana.

Las medidas de ahorro "primero hay que cuantificarlas, hay que saber cuánto vamos a ahorrar con esa hipotética medida" y en segundo lugar "hay que poner a trabajar el ingenio para conseguir otros modos de ingresos que no están siendo explotadas por los responsables de este servicio público", dice José Manuel Franco.

El portavoz socialista en Transportes e Infraestructuras considera que los responsables del PP han elegido "la vía más fácil: recortar servicios, subir las tarifas o las dos cosas".