La Comunidad estrena un centro para prevenir y tratar la drogadicción en jóvenes

Dirigido a los adolescentes y jóvenes entre 12 y 25 años

Contará con un presupuesto de 800.000 euros

madrid

| 04.03.2015 - 14:39 h
REDACCIÓN

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un nuevo centro, pionero en España, específico para la prevención y el tratamiento de problemas de drogas dirigido a los adolescentes y jóvenes entre 12 y 25 años.

El presidente Ignacio González, acompañado por el consejero de Sanidad, Javier Maldonado, y la directora gerente de la Agencia Antidroga, Almudena Pérez, ha inaugurado este miércoles este recurso sanitario, que contará con un presupuesto anual de 800.000 euros y que tiene como objetivos principales prevenir el consumo, mejorar la adherencia a los tratamientos que reciben los jóvenes con abuso o dependencia e informar y orientar a las familias.

El centro para la prevención y tratamiento de las adicciones en adolescentes y jóvenes funcionará de lunes a viernes, de 9 a 21 horas, y, según ha indicado González, se prevé que atienda a 4.000 personas. En el centro trabajará un equipo multidisciplinar, con orientación esencialmente sanitaria, que dará respuesta individualizada a cada joven.

El equipo está formado por 17 profesionales: dos médicos, un psiquiatra, seis psicólogos especialistas en psicología clínica, dos enfermeros, un auxiliar de enfermería, un diplomado en trabajo social, dos diplomados en educación social y dos administrativos.

LOS JÓVENES EL 17% DE LOS ATENDIDOS EN LOS CENTROS DE ATENCIÓN A DROGODEPENDIENTES

El Gobierno regional ha determinado la necesidad de crear este nuevo dispositivo ya que el número de adolescentes y jóvenes que atiende en los Centros de Atención Integral al Drogodependiente (CAID) de la red asistencial representa el 17 por ciento del total de los pacientes, de los que un 3 por ciento son menores de 18 años y un 14 por ciento se encuentra entre los 18 y los 25 años.

La Agencia Antidroga ha constatado la resistencia, tanto de padres como de jóvenes, a ser atendidos en los actuales CAID al no sentirse identificados con los perfiles de los pacientes adultos que, en general, tienen una larga evolución en el consumo, cuestión que ha destacado el presidente autonómico en su intervención.

INFORMACION, DIAGNOSTICO, TERAPIA Y ATENCION FAMILIAR

El nuevo dispositivo de la Agencia Antidroga ofrecerá cuatro servicios esenciales. En primer lugar, el Servicio de Información y Orientación, dirigido a adolescentes, jóvenes, padres, tutores y profesionales de los ámbitos sanitario, educativo y social, que ofrecerá información de manera presencial y virtual (web, redes sociales y app).

El Servicio de Valoración, Diagnóstico y Plan de Actuación atenderá a los interesados en recibir atención en el centro, tanto a aquellos que presenten dependencia -para los cuales se establecerá un plan terapéutico y un contrato de adhesión terapéutica individualizado-, como a aquellos que no presenten dependencia, para los cuales se realizará un plan de prevención individualizado.

En todos los casos se abrirá historia sanitaria, que estará informatizada, de acuerdo a los criterios que se utilizan en la aplicación AP-Madrid del Servicio Madrileño de Salud.

Por su parte, el Servicio de Seguimiento y Control Terapéutico realizará seguimiento de la desintoxicación y deshabituación; atención médica incluyendo controles toxicológicos; tratamientos farmacológicos supervisados; atención psicológica incluyendo la psicoterapia individual y grupal; atención de enfermería, incluyendo los cuidados sanitarios y la educación para la salud e intervenciones de rehabilitación social y autonomía para la gestión de problemas referidos a los ámbitos sociales, familiares, educativos, laborales y de gestión externa.

Por último, el Servicio de Atención Familiar informará y dará soporte y apoyo a los familiares del consumidor de drogas para el adecuado proceso de acompañamiento del paciente en la consecución de la abstinencia.

También dará orientación si hubiese personas del entorno familiar de especial riesgo o en situación de abuso de drogas, y aconsejará a las familias de adolescentes y jóvenes que han iniciado consumos de riesgo.

CONSUMO DE LOS ESCOLARES

Las drogas más consumidas por los adolescentes madrileños de 14 a 18 años son el alcohol, el tabaco, el cánnabis y los hipnosedantes. La última encuesta dirigida a población escolar señala que el 72,1 por ciento de los adolescentes madrileños han consumido alguna bebida alcohólica en los últimos 30 días, un porcentaje inferior a la media nacional pero que desde 2006 se ha incrementado en casi 20 puntos en la Comunidad de Madrid.

Además, un 29,1 por ciento admite haber tenido una borrachera en el último mes. En cuanto al consumo de tabaco entre los adolescentes madrileños, el 31,3 por ciento de ellos ha fumado en el último mes y un 13,8 por ciento de los estudiantes señala que fuma a diario.

Sobre el cánnabis, un 16,9 por ciento de los escolares manifiesta haber fumado esta sustancia en el último mes, siendo la sustancia ilegal más consumida. En hombres de 18 años este consumo se incrementa hasta casi el 30 por ciento de los adolescentes y en cuanto al consumo conjunto de alcohol y cánnabis en los últimos 12 meses, un 20,3 por ciento admiten esa situación de riesgo.

Tras el consumo de alcohol, tabaco y cánnabis, la cuarta sustancia más consumida por los adolescentes son los hipnosedantes (7,3 por ciento en el último mes); seguida por la cocaína (1,6 por ciento), los alucinógenos (1,3 por ciento), el éxtasis (1 por ciento), los inhalables volátiles (0,8 por ciento), el "speed" o anfetaminas (0,8 por ciento) y la heroína (0,7 por ciento).

De hecho, en su intervención, González a destacado el dato "espeluznante" de que los menores se inician en el consumo a los 14 años.

RED ASISTENCIAL CONTRA LAS DEPENDENCIAS

En el acto, González ha resaltado que la Comunidad de Madrid cuenta con una red asistencial para la lucha contra las dependencias formada por 33 Centros de Atención Integral al Drogodependiente (CAID) que el pasado año atendieron a más de 22.000 personas.

Además, dispone de cerca 300 plazas residenciales, y en los últimos 3 años ha puesto en marcha 2 nuevos centros residenciales de tratamiento a Drogodependientes, para los casos más graves y que requieren un tratamiento más intensivo para lograr su desintoxicación.

Hoy los madrileños tienen a su disposición 36 hospitales públicos, 12 de ellos construidos en la última década. En ese mismo periodo de tiempo la Comunidad ha construido 83 nuevos centros de salud.

"Nuestro compromiso es seguir garantizando la mejor atención sanitaria de España y para ello es necesario, además de contar con las más amplias y modernas infraestructuras, ofrecer también los mejores y más innovadores servicios. Hace unas semanas pusimos en marcha el primer Servicio de Rehabilitación Cardiológica Infantil y hace unos días presentamos el primer Mapa de Enfermedades Raras", ha señalado el presidente.