La Comunidad entregó este año 536 viviendas a familias en situación de especial necesidad

González entrega una vivienda en Carabanchel a una mujer separada, en paro y con 2 hijas

350 de estos pisos, el 65%, se han adjudicado a familias que han tenido un desahucio

Se ha adaptado el precio de alquiler a 7.500 inquilinos para ayudarles en momentos difíciles

madrid

| 27.11.2013 - 13:40 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha entregado las llaves de una vivienda de protección pública, en Carabanchel, a una mujer separada, con dos hijas y en paro que por su situación personal y laboral no puede hacer frente al pago de un alquiler en el mercado libre.

Ésta es una de las 536 viviendas que se han entregado en 2013 a familias madrileñas que pasan por dificultades económicas, gracias a las iniciativas puestas en marcha por el Gobierno regional a través del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), el Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS) y ONGs como Cáritas.

Además, a lo largo de este año la Comunidad de Madrid ha entregado otras 416 viviendas protegidas a jóvenes, lo que ha facilitado que se hayan podido emancipar y mejorar su situación familiar.

El presidente acompañó hoy a María Jesús, de 49 años, y a sus hijas de 20 y 15 años, a conocer por primera vez su hogar, una vivienda de 50 metros cuadrados, con tres dormitorios y por la que pagará aproximadamente 126 euros, entre alquiler y gastos de comunidad, cifra que se ha calculado teniendo en cuenta su nivel de ingresos.

Hasta ahora esta mujer compartía con sus dos hijas una habitación en casa de sus padres ya que había perdido su hogar durante el proceso de separación.

González destacó que esta familia representa a ese nuevo perfil de familias que ahora demandan una vivienda del cupo de especial necesidad ya que han sufrido un cambio importante en sus vidas como consecuencia de la crisis económica.

Son personas que han perdido sus empleos y que han reducido drásticamente sus ingresos familiares. Algunas han llegado a perder sus viviendas como consecuencia de un desahucio o pagan alquileres muy por encima de sus posibilidades.

En este sentido el 65% del total de viviendas adjudicadas por la Comunidad de Madrid durante este año han ido destinadas a personas que han sufrido un desahucio ya que no han podido hacer frente al pago de una hipoteca o de un alquiler.

La política de vivienda regional se ha volcado también con mujeres que han sufrido violencia de género, familias monoparentales con una situación económica precaria, o personas mayores, con problemas de salud o que sufren alguna discapacidad.

SE HAN RENEGOCIADO LOS ALQUILERES DE 7.500 INQUILINOS DE VIVIENDAS PROTEGIDAS

El presidente regional avanzó además que la Comunidad de Madrid ha renegociado el precio del alquiler con más de 7.500 inquilinos de viviendas protegidas (5.000 del IVIMA y 2.500 del IRIS) para ayudarles en estos momentos difíciles.

La Comunidad de Madrid, a través del IVIMA y del IRIS, dispone de un parque de 22.000 viviendas sociales. Para facilitar el acceso a la vivienda a los ciudadanos que no puedan hacer frente a los precios del mercado libre, la Comunidad de Madrid realiza dos tipos de trabajos.

Por un lado, promueve la construcción de viviendas con protección pública nuevas y, por otro mantiene y repara todo su parque inmobiliario, tanto las viviendas ya alquiladas como las que van a cambiar de inquilinos y necesitan realizar varias reformas para entregarlas en perfecto estado a las nuevas familias.

Además, la Comunidad de Madrid tiene previsto concluir en 2014 la construcción de otras 1.220 nuevas viviendas de protección pública, la mayoría de ellas correspondientes al Plan de Vivienda Joven.

MEDIDAS CONTRA AL EXCLUSIÓN SOCIAL

La Comunidad de Madrid garantiza la percepción de la Renta Mínima de Inserción (RMI) a las familias más desfavorecidas con un incremento en la partida para 2014 de un 3,5%. El nuevo presupuesto dota de cerca de 85 millones de euros a la RMI con la previsión de que 20.000 familias, que más están sufriendo los efectos de la crisis, tengan cubiertas las necesidades básicas del día a día.

Madrid es la única Comunidad Autónoma que no ha endurecido los requisitos para acceder a estas ayudas y que es una de las pocas Administraciones que la mantiene de manera indefinida y como derecho subjetivo.

También aumenta el presupuesto de 2014 destinado a actuaciones de integración socio laboral de personas en riesgo de exclusión social a través del Fondo Social Europeo. Dicho importe cuenta con un incremento del 3%.

El Gobierno regional continúa reforzando los proyectos de inserción laboral que facilitan a las familias el ser autónomas e independientes para participar e integrarse activamente en la sociedad.