La Comunidad entrega 80 viviendas a familias necesitadas

Ayuda a 40 familias desahuciadas entregándoles una vivienda de protección en alquiler

madrid

| 21.12.2012 - 14:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid entregó este viernes 80 viviendas protegidas a familias que se encuentran en precarias condiciones sociales o económicas o en riesgo de exclusión social.

Estas viviendas han sido adjudicadas por el Instituto de Realojamiento e Integración Social (Iris) a familias que, en la mayoría de los casos, han perdido sus casas por no poder hacer frente a los préstamos hipotecarios o por no poder pagar el alquiler.

"Gracias a esta ayuda que les da el Gobierno regional podrán tener una oportunidad para retomar su vida con cierta estabilidad", declaró el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero, quien junto al consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, entregó las 80 llaves de las viviendas.

En el acto, celebrado en la Real Casa de Correos, Cavero señaló que "somos conscientes del sufrimiento que viven quienes quieren pagar su vivienda pero no tienen en este momento los medios para hacerlo. Tenemos muy presente la angustia que supone no poder afrontar ese pago y las dramáticas consecuencias que conlleva para una familia la pérdida de su casa".

Asimismo, explicó que de "las 80 viviendas que entregamos hoy, 40 se van a dar a familias que han sufrido un desahucio y otras 40 a familias monoparentales, viudos, solteros y separados con hijos menores a su cargo que no cuentan con ningún tipo de apoyo económico. Las familias sólo tendrán que pagar un alquiler que oscila entre los 64 euros, la renta más baja, y 100 euros, la más cara. La variación en el alquiler de las viviendas depende del tamaño de las mismas. Además, se aplicarán deducciones a los casos de familias numerosas y pensionistas". Los pisos adjudicados se distribuyen por 12 distritos de Madrid y otros 20 municipios de la región.

Cavero concluyó que "a nosotros nos gustaría dar más viviendas, pero no podemos porque muchas de ellas están ocupadas ilegalmente, lo que causa un perjuicio a los más necesitados".