La Comunidad duplica las ayudas ganaderas por la existencia de lobos

Se destinaran 120.000 euros a ayudas para compatibilizar la actividad ganadera con la existencia de poblaciones de lobos, perros asilvestrados y buitres

La cuantía aprobada para este ejercicio permitirá hacer frente a las solicitudes pendientes de la anterior convocatoria

madrid

| 11.01.2017 - 14:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La Comunidad de Madrid destinará 120.000 euros a ayudas para compatibilizar la actividad ganadera con la existencia de poblaciones de lobos, perros asilvestrados y buitres, una convocatoria que se anticipa y cuyo importe dobla el de ejercicios anteriores, ha informado este martes el consejero de Presidencia y Justicia, Angel Garrido, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

La cuantía aprobada para este ejercicio permitirá hacer frente a las solicitudes pendientes de la anterior convocatoria y, al mismo tiempo, garantizar que ningún afectado se quede sin cobrar las ayudas para paliar las pérdidas económicas ocasionadas por los ataques de lobos al ganado. Así, con esta línea de ayudas, el Gobierno regional contribuye al mantenimiento de la actividad ganadera que en los últimos años se ha visto perjudicada por la reaparición del lobo, un animal que en la Comunidad de Madrid está protegido por ley.

Se trata de dos realidades que es necesario compatibilizar y de ahí el incremento del apoyo económico a los afectados, sobre todo en zonas de montaña donde la presencia del lobo es mayor y donde la actividad ganadera tiene un gran peso económico, generando empleo directo e indirecto: pastores, veterinarios, alimentación animal, mataderos, etc.

El Gobierno regional ha incorporado recientemente otras novedades que se mantienen en la convocatoria de este ejercicio. Se trata, por ejemplo, de la inclusión de ayudas para animales heridos que no resulten muertos por los gastos veterinarios ocasionados, siempre que no superen el importe máximo establecido por valor del animal, lucro cesante y daños indirectos.

Además, se amplía de 48 a 72 horas el plazo de notificación de ataque, se establece un plazo máximo de resolución de tres meses desde la presentación de la solicitud y se costea el 30 por ciento del importe de las pólizas que contratan las explotaciones para cubrir los daños causados por estos animales. Una cantidad que se hará efectiva en la misma anualidad y no a año vencido como venía ocurriendo hasta ahora.