La Comunidad denunciará al Ayuntamiento si "tumba" el proyecto de las cocheras del Metro

madrid

| 27.03.2017 - 11:54 h
REDACCIÓN

La Comunidad de Madrid denunciará al Ayuntamiento de la capital si éste "tumba" en el Pleno municipal el proyecto de construcción de viviendas para un total de 443 familias de cooperativistas en las antiguas cocheras de Metro de Cuatro Caminos. Así lo ha confirmado hoy el consejero de Transportes, Pedro Rollán, que ha lamentado que el Ayuntamiento "siga poniendo zancadillas, trabas y palos en la rueda" a estas familias.

"Creímos en la palabra del Ayuntamiento hace unos meses cuando manifestaron a la Comunidad de Madrid que iban a revisar el proyecto en su conjunto", ha declarado a los medios tras el acto celebrado en el Teatro de la Latina en recuerdo de la artista Lina Morgan, ya fallecida.

Según ha señalado, la semana pasada el consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, envió una carta la semana pasada al concejal de Urbanismo José Manuel Calvo para trasladarle el "malestar" por parte de la Comunidad y anunciarle la intención de denunciar al Ayuntamiento.

"Vamos a recurrir a los tribunales cuando por parte del Ayuntamiento tumben el proyecto y el sueño de 443 familias de madrileños", ha indicado. El consejero ha defendido que el proyecto para la remodelación de la zona (que incluye una zona verde de más de 16.000 metros cuadrados y unas nuevas cocheras para Metro) cuenta con dos informes favorables de la Dirección general de urbanismo de la Comunidad de Madrid y cumple con el Plan general de ordenación urbana (PGOU).

En diciembre pasado, el Consistorio resolvió que el proyecto incumplía el PGOU alegando que las cocheras no se sitúan bajo rasante, es decir, por debajo de metro y medio, lo que haría que la zona verde planteada estuviera casi a seis metros de altura respecto al nivel de calle.

Sin embargo, dos acuerdos plenarios adoptados el mismo mes pidieron por una parte se devolviese el proyecto urbanístico al Pleno y, por otra, que Desarrollo Urbano Sostenible propusiese una nueva planificación.

En el informe con la nueva propuesta, el consejero ha manifestado su sorpresa por que el Ayuntamiento no sólo "no ha cambiado" su postura, sino que ha reducido la medida de galibo (dimensión máxima de un vehículo para pasar por debajo de un túnel) a 90 centímetros.

"Lejos de haber revisado el proyecto, lo han endurecido todavía más (...) para guardar un cochecito de Scalextric está bien, para guardar un metro de Madrid resulta bastante insuficiente", ha comentado sobre la medida propuesta.

Por todo ello, el consejero considera que el informe del Ayuntamiento de Madrid "da un portazo no en las narices de Metro de Madrid sino en las de las 443 familias". Asegura que Metro de Madrid, por su parte, ha hecho "un esfuerzo muy generoso" al reducir las vías de las nuevas cocheras de trece a nueve y quitar elementos "que se necesitaban en el día a día".

"Metro de Madrid necesita una infraestructura ferroviaria, unas cocheras donde aparcar trenes", ha añadido. En su opinión, el proyecto del equipo de la alcaldesa, Manuela Carmena, "desde el minuto uno fue torpedear esta cooperativa" con un "urbanismo ideológico y un desahucio preventivo" "No queremos que sean flexibles, queremos que cumplan el Plan general de ordenación urbana", ha concluido.