La Comunidad dedica 2,5 millones a mejorar el enlace de la M-607 con la M-616

madrid

| 04.12.2016 - 19:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid va a llevar a cabo una serie de obras en el enlace de la autovía M-607 con la M-616, con un presupuesto de casi 2,5 millones de euros para aumentar la seguridad vial y mejorar "notablemente" la seguridad de esta vía, que sufre "fuertes" congestiones de tráfico diarias.

La remodelación del enlace beneficiará a los municipios de la zona norte y, especialmente, a Alcobendas y Madrid, a través de la eliminación de la actual glorieta situada en su margen izquierdo y la reconfiguración de los accesos en sentido norte-sur, según ha concretado la Comunidad en una nota de prensa.

El objetivo fundamental de la Dirección General de Carreteras al realizar estas obras, que durarán aproximadamente 8 meses, es mejorar el tráfico especialmente en las horas punta, ya que este área se considera un "punto conflictivo" en relación con los niveles de tráfico, han matizado.

Por otro lado, han recalcado que esta actuación beneficiará a todos los municipios por los que discurre la M-607 desde Madrid a Colmenar Viejo, aunque se verán especialmente favorecidos los conductores de la capital y Alcobendas, así como los que se dirijan a la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

La M-607 contabiliza una Intensidad Media Diaria de Tráfico (IMD) de 97.868 vehículos al día entre la intersección con la M-40 y el municipio de Tres Cantos, mientras que por la carretera M-616 circulan 22.074 vehículos al día entre este enlace y el municipio de Alcobendas, han concretado.

Las obras han sido seleccionadas para participar en el proyecto europeo de investigación APSE, sobre el "Uso de materiales más sostenibles para un nuevo concepto de construcción de pavimentos asfálticos".

Este proyecto está englobado dentro del séptimo programa marco de investigación y desarrollo tecnológico europeo y cuenta con un presupuesto de 3,86 millones de euros para un periodo de trabajo de 42 meses.

En el proyecto participarán once organizaciones de cinco países (España, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca y Polonia) que buscan el desarrollo y validación de un nuevo concepto de diseño y construcción de carreteras medioambientalmente más sostenibles.

Para ello, se fomenta la reducción del uso de materiales vírgenes y en el empleo de materiales alternativos más eficientes y ecológicos.