La Comunidad de Madrid saca 350 nuevas plazas de profesor para la escuela pública

Aprueba un decreto que modifica el procedimiento para cubrir plazas de maestros y profesores interinos en la región

El decreto no permitirá dar clases sin haber aprobado con un 5 las oposiciones

Los exámanes tendrán lugar a partir del día 26 de junio y el proceso se durará todo el mes de julio

madrid

| 09.05.2013 - 13:43 h
REDACCIÓN

La Comunidad de Madrid saca 350 nuevas plazas de profesor para la escuela pública, y un nuevo decreto de acceso a los interinos.

Se cambian los baremos y, a partir de ahora, lo que más pesará es el examen, que pasa a suponer del 50 al 80%. En la última prueba, el 86% de los profesores no pasó el exámen, que incluía preguntas que debe responder un niño de 12 años.

El Gobierno de Madrid ha aprobado hoy un decreto que modifica el procedimiento para cubrir plazas de maestros y profesores interinos en la región y que garantiza que sólo los profesores que hayan sacado al menos un 5 en las oposiciones podrán impartir clase en los centros educativos públicos.

Así lo ha señalado el portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, en rueda de prensa posterior al Consejo, donde se ha acordado además convocar 350 plazas de maestro -el máximo número posible- para el próximo curso escolar.

Victoria ha explicado que en las oposiciones se tendrán en cuenta los conocimientos del aspirante sobre la antigüedad como interino y también las notas que haya obtenido en las dos últimas oposiciones.

El objetivo de este decreto es, según ha explicado , garantizar que a partir de hoy ningún profesor dará clase en la Comunidad de Madrid sobre materias en las que no ha aprobado el examen de conocimientos, pues ha dicho que es de "sentido común exigir al que enseña algo, que sepa las materias objeto de esa enseñanza".

Asimismo, ha indicado, que esta modificación cuenta con el dictámen favorable del Consejo Consultivo, que pone de manifiesto que "apostar por el principio de capacidad sobre el mérito, considerando la antigüedad, es plenamente constitucional y ajustado a la legalidad".

LA BAREMACIÓN EN LAS PRUEBAS PRIMARÁ EL CONOCIMIENTO DE LA MATERIA QUE IMPARTAN

Este decreto, pionero en España, introduce los cambios necesarios para que las listas de interinos se ordenen atendiendo mayoritariamente a la nota de la oposición (80% de puntuación máxima), además de la experiencia docente (15%) y otros méritos (5%). Hasta ahora dichas listas se confeccionaban dando un mayor peso a la experiencia docente (46,8%), en detrimento de la nota (36,1%) y otros méritos (16,1%).

Esta nueva regulación, que afectará a maestros y profesores, estará ya en vigor para el próximo proceso de oposiciones al cuerpo de maestros previsto para este verano en la región, cuya convocatoria también ha autorizado hoy el Ejecutivo regional, aprobando la misma de 350 plazas del cuerpo de maestros.

Según ha informado el Gobierno regional, el decreto, que cambia los criterios de baremación, tiene como objetivo profundizar en el principio de igualdad de oportunidades en el acceso a la función pública, "mejorando la calidad y la excelencia académica". Además, los nuevos criterios pretenden asegurar la selección de los candidatos mejor preparados y con mayores conocimientos demostrados sobre su materia en una convocatoria pública de oposiciones.

El nuevo texto reemplaza al acuerdo sectorial del personal funcionario docente -aprobado en 2006 y prorrogado desde el 31 de diciembre de 2009-, tras un proceso de negociación desarrollado durante el último año con las organizaciones sindicales en la Mesa Sectorial de educación, que rechazan el nuevo texto.

Con el nuevo decreto, las listas de aspirantes para cada cuerpo y especialidad se ordenarán con el criterio de la nota de la oposición (hasta un máximo de 8 puntos); la experiencia docente (hasta un máximo de 1,5 puntos); y otros méritos (0,5 puntos). En este último caso la puntuación por la formación académica podrá sumar hasta 0,25 puntos y la acreditación de la competencia lingüística también un máximo de 0,25 puntos.

Para la valoración de la nota de los aspirantes, se tiene en cuenta la mejor nota de la fase de oposición obtenida en las últimas oposiciones o en la inmediatamente anterior del mismo cuerpo y especialidad.

En caso de empate, el decreto recoge que se dirima por la mayor nota obtenida en la fase de oposición, seguida por la mayor puntuación lograda en cada uno de los apartados del baremo que aparezcan en la convocatoria. En caso necesario, de persistir el empate, por la mayor puntuación obtenida en el último proceso selectivo.

EL CASO DE LAS OPOSICIONES DE 2011

Con el nuevo texto normativo aprobado por la Comunidad de Madrid, se quieren evitar casos como los registrados durante las últimas oposiciones de maestro, celebradas en 2011, y que examinaron a candidatos procedentes de toda España. Desde entonces, 3.857 interinos que no superaron la prueba han logrado trabajar dando clases como maestros en centros educativos públicos madrileños gracias a su antigüedad en las listas.

Sin embargo, en las mismas oposiciones, 336 aspirantes que aprobaron la convocatoria se quedaron sin acceder a un puesto de maestro interino por carecer de antigüedad suficiente. En estas oposiciones de maestro en 2011 lograron aprobar 1.911 aspirantes la prueba eliminatoria de conocimientos generales, lo que supuso el 13 por ciento del total de presentados a la convocatoria.

Las correcciones de los tribunales de estas pruebas arrojaron un 87 por ciento de suspensos en la primera prueba, de carácter eliminatorio, que examinaba los conocimientos generales de los 14.000 aspirantes que optaban a una de las 489 plazas de maestro en los colegios públicos de la región.