La Comunidad de Madrid reintroduce cuatro ejemplares más de buitre negro en los Pirineos

El buitre negro había desaparecido en el Pirineo

Con éstos ya son 18 los ejemplares cedidos por Madrid desde 2008

Con éstos ya son 18 los ejemplares cedidos por Madrid desde 2008

El buitre negro (archivo)

madrid

| 10.08.2011 - 13:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Comunidad de Madrid trasladó hoy cuatro ejemplares más de buitre negro a los Pirineos catalanes para continuar reintroduciendo esta rapaz en peligro de extinción en la principal cordillera del país. Con estos cuatro buitres negros son ya 18 los ejemplares cedidos por el Ejecutivo regional al Gobierno de Cataluña desde 2008, cuando arrancó el proyecto, con el objetivo de repoblar de estas aves carroñeras el Pirineo más de un siglo después de su desaparición.

El director general de Medio Ambiente, Juan José Cerrón, asistió al envió de los animales y destacó “el trabajo de recuperación y conservación de la colonia de buitre negro en la región que lleva a cabo la Comunidad de Madrid, en colaboración con el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), lo que ha hecho que esta colonia haya logrado alcanzar las 100 parejas, una cifra histórica en la presencia de este ave carroñera en nuestra región y un claro ejemplo de la determinación del Ejecutivo regional por conservar nuestra fauna y flora”.

Cerrón, acompañado del presidente de Grefa, Ernesto Álvarez, resaltó la importancia de la colaboración entre instituciones, logrando “un fin tan positivo como éste, que el buitre negro vuelva a volar en los Pirineos catalanes y que se cree un puente de comunicación entre las poblaciones de buitre del centro y oeste peninsular con las de Francia”.

El director general, además, recordó que en 2010 se consiguió la primera reproducción natural entre buitres negros repoblados en la cordillera, “algo inimaginable tan sólo dos años después de iniciarse el proyecto”.

En lo que va de año, además, ya se han formado seis parejas en los Pirineos, de las que cuatro ya han llegado a realizar una puesta de la que nacieron dos pollos. Con estos cuatro buitres enviados hoy a la Reserva Nacional de Caza de Boumort y Espaï d’Alinyá, ya son siete los trasladados este año a Cataluña, y se prevé enviar otros dos antes de que concluya el año.

Los carroñeros reintroducidos en Pirineos se han recuperado en las instalaciones del Hospital de Fauna de Grefa en Majadahonda (como los de hoy) o en el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la Comunidad de Madrid en Buitrago. Además, dos de los ejemplares enviados han sido criados en cautividad en las instalaciones de reproducción de Grefa. Este proyecto de reintroducción en los Pirineos se prevé que concluya en 2015.

Seguimiento con GPS de cada ejemplar

Todos los buitres negros reintroducidos que son liberados son marcados con un emisor GPS, lo que permite obtener un mapa con las localizaciones de cada uno a lo largo de varios años. Gracias a ello se ha constatado que ejemplares liberados en el Pirineo han llegado hasta todos los rincones de la Península, incluyendo Galicia y la región más septentrional de Andalucía, y se ha comprobado que en torno a la zona donde se han reintroducido llegan también ejemplares de Francia, conformándose un puente de comunicación entre la Península ibérica y Europa. Al centenar de buitres negros existentes en al región también se les realiza un continuo seguimiento mediante la tecnología más puntera, unos movimientos que pueden consultarse ampliamente en las web

Gracias a este seguimiento diario es posible disponer de una valiosa información sobre esta especie catalogada en peligro de extinción, y poder mejorar la gestión y conservación de su población en la región, la que disfruta de un mayor seguimiento del mundo.

La Comunidad, con la colaboración de Grefa, está desarrollando desde hace unos años un programa de conservación del buitre negro en el suroeste de la región, dentro de las medidas compensatorias por la duplicación de la carretera M-501.

Los cuatro ejemplares trasladados hoy se han recuperado en la propia Comunidad de Madrid, dos de ellos procedentes de la propia región: uno marcado en nido en la colonia de Valdemaqueda y después

rescatado por Grefa debido a una larga inanición; y el segundo rescatado también tras sufrir una electrocución. Los otros dos ejemplares proceden del Centro de Recuperación cacereño de Los Hornos, cedidos a la Comunidad por la Junta de Extremadura para este proyecto. Además de gobierno catalán, participan en el programa la Asociación TRENCA de Lérida, la Obra Social de Caixa Catalunya y Red Eléctrica de España.

Sierra de Guadarrama

El Valle del Paular, en Rascafría, y la zona de Valdemaqueda son los lugares donde están establecidas las colonias más numerosas de este ave carroñera. Su presencia, por tanto, se enmarca dentro de la zona que protege y preserva el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Sierra de Guadarrama.

La colonia de este ave emblemática de la Sierra de Guadarrama supone el 5% del total de la población europea. Una especie que aumenta de forma lenta y continua, sobre la que el Ejecutivo regional intensificó los trabajos de seguimiento en el año 1997.