La Comunidad de Madrid rechaza el nuevo mecanismo de financiación del Gobierno

Ratifica que beneficia a las Comunidades "incumplidoras" y sostiene que el ahorro es "nulo"

Ossorio: los datos de Hacienda de ahorro en Madrid en 2015 "son falsos totalmente"

González acusa a Hacienda de empujar a incumplir déficit

madrid

| 20.01.2015 - 13:39 h
REDACCIÓN

La Comunidad de Madrid no se acogerá a los nuevos mecanismos de financiación autonómica aprobados en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) al no suponer un ahorro para esta región y considerar que beneficia a las comunidades autónomas "más incumplidoras".

Coincidiendo con que este martes finaliza el plazo para acogerse a las ayudas, fuentes del Ejecutivo madrileño han explicado que el rechazo viene motivado porque el ahorro del que hablaba Hacienda no es tal y porque, entre otras cosas, entienden que no se adapta a las comunidades que no estaban acogidas al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Tras visitar la empresa Tecnatom donde ha presentado las ayudas a la innovación para 2015, el consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, ha justificado así que la Comunidad no se adhiera a los mecanismos de liquidez propuestos por Hacienda para que las comunidades financien al cero por ciento de interés la deuda acumulada con el Estado, la financiación del déficit y los vencimientos de deuda con los bancos.

Ossorio ha insistido en que en el futuro los "beneficios" pueden suponer un mayor gasto para las comunidades, y ha reiterado que los datos que ofrece el Ministerio de Hacienda respecto al ahorro de la Comunidad de Madrid en 2015 "son falsos totalmente". Dicho ahorro -ha subrayado- "sería cero y no 219 millones de euros" como asegura el ministerio que dirige Cristóbal Montoro.

Según Ossorio, la Comunidad de Madrid adopta esta posición igual que la adoptaría Alemania: "¿Alemania mutualizaría su deuda con la deuda de Grecia? Por supuesto que no. ¿Va a dejar de emitir Alemania para emitir conjuntamente con Grecia su deuda? Desde luego que no", ha dicho.

Ha señalado, además, que el Gobierno de España no acudió, "e hizo bien en no acudir", al rescate europeo cuando los tipos de interés eran altísimos y el ahorro para España era muy grande. "Por ese mismo motivo, la Comunidad de Madrid no acude a este mecanismo", ha concluido Ossorio.

GONZÁLEZ LO CONSIDERA UN DISPARATE

El presidente madrileño, Ignacio González, ha arremetido contra la propuesta de Hacienda de financiación de la deuda, un "disparate" que "discrimina" a unas comunidades y otras, empuja a todas a incumplir el déficit y, de forma "torticera", busca llevar a las autonomías a que su gestión sea intervenida.

Hoy ha concluido el plazo que tenían las comunidades autónomas y entidades locales para adherirse a los nuevos mecanismos de liquidez que les permitirán financiar al 0% de interés la deuda acumulada con el Estado, la financiación del déficit y de los vencimientos de deuda con los bancos.

Bajo el "aparente otorgamiento de un beneficio", el procedimiento de Hacienda lo que hace es llevar a la intervención de las comunidades que sí han cumplido todos los compromisos y que, según ha dicho el presidente madrileño, tienen credibilidad en los mercados financieros para poder financiarse ellas mismas en buenas condiciones.

No es cierto, ha dicho, que adherirse a ese procedimiento fuera a suponer un ahorro a Madrid, ya que los cálculos en los que se basa esa afirmación "no son ciertos", se han hecho en base a una "presunta financiación" que se podría tomar a futuro.

"No son más que meras especulaciones, que además no coinciden con la realidad de la financiación que está teniendo la Comunidad de Madrid, ni en los tipos ni en el tiempo de esa financiación", ha agregado.

Ignacio González ha explicado que, por ejemplo, en esos cálculos se introduce un presunto ahorro en la financiación para el pago de proveedores que "en ningún caso se aplicaría", puesto que "el Ministerio no nos avisó el año pasado de que se iba a tomar una medida de esta naturaleza, y nos obligó a renegociar los créditos que teníamos para el pago a proveedores".

Pero además este mecanismo, según el presidente madrileño, lo que hace es discriminar a las autonomías que han cumplido el déficit respecto a las que no, porque a estas últimas "se les da el tipo cero y el Estado asume las deudas de los años 2012, 2013 y 2014".

"Supone que una autonomía incumplidora como Cataluña, que está la cabeza de todas, se va a beneficiar de 1.800 millones que va a dejar de pagar", ha apuntado, dinero que "curiosamente, según estamos leyendo en la prensa, va a servir para que veamos cómo se siguen abriendo embajadas que ponen en cuestión la política de unidad del Estado, o para reforzar la Agencia Tributaria catalana de cara a una posible independencia", se ha quejado.

Bajo su punto de vista todo ello es un "disparate", una medida que "no se compadece ni desde el punto de vista económico ni desde el punto de vista de políticas claras para conseguir el objetivo de déficit". La Comunidad de Madrid, ha continuado, "ya tiene" credibilidad en los mercados financieros, y por eso ha dicho no comprender "por qué esa obcecación de Hacienda de llevarnos a una situación financiera compleja".

"Es como si Europa quisiera que todos los países de la UE fueran al rescate, o como si Alemania, Francia y España quisieran mutualizar su deuda -que es lo que se hace con este mecanismo- con Grecia", ha insistido.

González ha destacado que la situación financiera de la Comunidad de Madrid es "suficientemente buena" para poder financiarse en los mercados a tasas "muy parecidas a las del tesoro", sin recurrir a un mecanismo que es "pan para hoy y hambre para mañana".

EL AHORRO EN LA REGIÓN SERÍA NULO

Fuentes de la Comunidad de Madrid han explicado que, según el Estado, la región ahorraría 219 millones de euros acudiendo al nuevo mecanismo financiero en 2015, pero las estimaciones realizadas por la administración madrileña "divergen sustancialmente de esa valoración" concluyendo que el ahorro para la región sería "nulo".

Justifican este cálculo, entre otras cosas, porque el Ministerio de Cristóbal Montoro "calcula que Madrid se endeudaría, por el endeudamiento nuevo y las amortizaciones, a unos tipos muy superiores a los reales para conseguir una cifra de ahorro más abultada, que fija en 96,7 millones de euros".

Así, explican que Hacienda toma como referencia una financiación a 10 años cuando la Comunidad de Madrid se financiaría a cuatro --teniendo en cuenta que la vida media de la cartera madrileña se sitúa en torno a los 5 años--. Además, añaden que atribuye unos tipos superiores a los posibles para la Comunidad en los mercados (Tesoro +15/20 puntos básicos).

También entienden que dada la configuración del FLA, la liquidación de intereses se produce a fin de año, por lo que en 2015 el ahorro conseguido sería "cero". Además, señalan que el Ministerio valora como ahorro los 55 millones de euros de la anualidad correspondiente a la devolución de la liquidación negativa 2009, "pero dicho importe ya computó a efectos de déficit en 2011 por lo que ahora no incrementa la posibilidad de dedicar estos recursos a la prestación de servicios públicos".

"Tampoco mejoraría la tesorería regional al eliminarse la autorización de endeudamiento ligada a ello", apostillan. Asimismo, indican que el Ministerio incluye en el ahorro el cálculo de la autorización por la no financiación del exceso de déficit de 2011, una cantidad "que no tendría repercusión en 2015 por las mismas razones vertidas en los puntos anteriores".

En el mismo sentido, explican que el Ministerio valora como ahorro el derivado del Plan de Pago a Proveedores (67,9 millones de euros) cuando la Comunidad de Madrid "ya lo refinanció y amortizó siendo el ahorro por este concepto también cero".

En conclusión, entienden que el "supuesto beneficio" de 2015 para la Comunidad de Madrid por acudir al mecanismo es próximo a "cero", que las cifras ofrecidas por el Ministerio son "ficticias" y que "se alejan mucho de la realidad".