La Comunidad de Madrid gastará en 2013 unos 2.700 millones de euros menos

madrid

| 28.10.2012 - 14:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los Presupuestos de la Comunidad de Madrid no abandonarán en 2013 la senda de austeridad y ajuste que tomaron al inicio de la crisis, pero el decrecimiento de los ingresos del Estado en 992 millones y el déficit fijado en el 0,7 % hacen prever un recorte total de unos 2.700 millones de euros.

El consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, es el encargado de cuadrar las cuentas regionales, todo un "reto", según sus palabras, que el Consejo de Gobierno tiene que aprobar el próximo miércoles para su remisión, esa misma tarde, a la Asamblea.

El presupuesto de ingresos de la Comunidad de Madrid para el próximo ejercicio se verá notablemente afectado por la decisión del Ministerio de Hacienda de no corregir "el error" en las entregas a cuenta y liquidaciones para el próximo ejercicio y que supone una disminución de 992 millones de euros.

Ossorio defiende que "la mejor evolución económica" de Madrid debería originar una mayor financiación para esta región y no una disminución de casi mil millones de euros, al tiempo que esgrime que esta Comunidad recibe el 17 por ciento de lo que el Estado recauda en ella y aporta el 73 por ciento para pagar servicios en otras regiones.

Así, la Comunidad de Madrid recibirá en 2013 unos ingresos procedentes del sistema de financiación autonómico de 11.475 millones de euros, 4.491 millones menos que Andalucía (15.967 millones) y 4.301 millones menos que Cataluña (15.777 millones).

Junto a esta caída de ingresos provenientes del Estado y el previsible estancamiento de los ingresos tributarios tras el compromiso del presidente Ignacio González de no subir los impuestos, Ossorio debe ingeniárselas para que Madrid consiga cumplir con el objetivo de déficit fijado en el 0,7 por ciento por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Para lograrlo, el Gobierno regional aplicará un estricta disciplina en la ejecución y en el seguimiento de los ingresos públicos que podría suponer unos 1.700 millones de euros menos que en los Presupuestos de 2012.

En este escenario, las cuentas públicas regionales para el próximo año se antojan rigurosas y austeras en todas las partidas presupuestarias y centrarán la práctica totalidad del gasto en el área social: sanidad, educación, asuntos sociales y transportes.

Estos cuatro pilares acaparan el 90% dotación económica presupuestaria para cumplir el compromiso reiterado por el Ejecutivo regional de garantizar el nivel de prestación y la cobertura de los servicios públicos que presta la Comunidad.

Desde la Consejería de Economía y Hacienda se subraya que los Presupuestos de 2013 son los de la "eficiencia" al ajustar los gastos a las necesidades de los madrileños.