La Comunidad de Madrid estudia una rebaja en el tramo autonómico del IRPF

Su cuantía se establecería en función de los ingresos procedentes del Estado

La deuda madrileña no llega al 8% de su PIB frente al 70% del conjunto de las administraciones públicas

El PP cita a sus consejeros de Hacienda para coordinar recortes y ajustes

IU critica lo que califica de "fiscalidad contradictoria" del PP

madrid

| 09.01.2012 - 14:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Comunidad de Madrid estudia la posibilidad de aplicar en 2012 una rebaja en los tramos del IRPF que se aplican en la Comunidad,segun ha dicho el consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano. Desde el Partido Popular aseguran que la rebaja se plantea porque las cuentas demuestran que Madrid tiene una de las economías más saneadas de España. Desde el año 2007 la Comunidad de Madrid ya ha bajado un punto el tramo autonómico del IRPF.

En una comparecencia conjunta con la directora general de Consumo, Carmen Martínez de Sala,el consejero de Economía y Hacienda Percibal Manglano ha asegurado que se trataría de una decisión que beneficiaría a los madrileños como "fruto" de una buena política presupuestaria, fiscal y económica.

El consejero ha asegurado que se trataría de una decisión desvinculada de cualquiera otra adoptada por el Gobierno de España y que su cuantía sería establecida en función de lo que le permitan a la Comunidad los ingresos procedentes del Estado que establezcan los próximos presupuestos generales.

Manglano ha recordado que la Comunidad tiene una "larga historia" de rebaja de impuestos durante el Gobierno de la presidenta, Esperanza Aguirre, y ha añadido que Madrid puede permitirse la posibilidad de rebajar el IRPF dada su situación financiera, que es -ha dicho- mejor que la del conjunto de las administraciones públicas del resto del país. Según el consejero Manglano, la deuda madrileña no llega al 8% de su PIB mientras que la del conjunto de las administraciones públicas representa más del 70% del PIB del país.

La Comunidad de Madrid considera "esencial" la posibilidad de que el Gobierno de España llevara a cabo reformas que permitan reducir el gasto a las comunidades autónomas. Como ejemplo, Manglano ha citado el gasto farmacéutico, que con la posibilidad de recetar por principios activos y no por marcas ha permitido un "ahorro importante" en este rubro, que supone -ha dicho- un 10 por ciento de su gasto.

Desde su sede nacional, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal recordaba que los gobiernos regionales tienen autonomía para "manejar" ese tramo del IRPF "siempre que cumplan con sus previsiones de ingresos, gastos y con el objetivo del déficit". En ese sentido, nadie mejor que "la Comunidad de Madrid para saber si le salen las cuentas", señalaba De Cospedal al ser preguntada al respecto.

Para Cospedal, lo que está claro es que "las comunidades tienen que hacer un ejercicio importante de austeridad y de ahorro".

En estesentido ha adelantado que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reunirá esta semana con los consejeros de Hacienda de todas las comunidades autónomas que gobierna el PP para analizar los recortes y ajustes necesarios para cumplir con el objetivo de déficit.Será una reunión interna de partido -el miércoles o el jueves- y que se celebrará antes del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en el que participarán todos los responsables autonómicos. No hay fecha para ese Consejo, aunque Cospedal ha señalado que se celebrara antes de "ocho o diez días".

Por el contrario la oposición no ve claro el anuncio madrileño de Economía y Hacienda. El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha exigido a Esperanza Aguirre que deje claro si está a favor de la subida de impuestos del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Por su parte, Izquierda Unida ha lamentado las políticas fiscales "contradictorias" del PP, que en el Estado sube el IRPF "a aquellos que menos tienen", y en Madrid quiere disminuir los impuestos a las rentas más altas, de manera que "los que viven de un salario vuelven a ser los más perjudicados".