La región, en alerta amarilla por riesgo de nieve en la Sierra este domingo y lunes

Navacerrada, llega la nieve

madrid

| 14.01.2012 - 12:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha anuncia este sábado que la Comunidad de Madrid estará en alerta amarilla por riesgo de nevadas en la sierra y el Oeste de la región este domingo y este lunes, según informa en su página web.

Así, este domingo se podrían producir acumulaciones de nieve de hasta siete centímetros en la zona de la Sierra y en el Oeste de la región, sin que las precipitaciones afecten a la capital o al resto de la Comunidad. El lunes, la nieve podría llegar a los seis centímetros.

Además, en toda la Comunidad de Madrid habrá también intervalos nubosos con chubascos débiles, nieblas y heladas débiles, especialmente en zonas altas. Por eso, la Aemet decretará la alerta amarilla por riesgo de nieve entre las 12 horas de este domingo y las 15 horas del lunes.

Por eso, el Gobierno regional tiene "preparados y en alerta" todos los servicios de emergencia, según aseguró esta semana la consejera de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Regina Plañiol.

De hecho, según ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa, la Consejería de Transportes e Infraestructuras "movilizará todo su dispositivo invernal para evitar complicaciones en el tráfico" e informará "si fuera necesario" a los ayuntamientos de la región de que pongan en marcha el Protocolo Especial ante Inclemencias Invernales para garantizar la movilidad de los madrileños. DISPOSITIVO CONTRA LA NIEVE

Así, el Gobierno regional dispone para esta campaña de invierno de 56 vehículos provistos de cuña y esparcidor de sal. Además, todas las quitanieves que circulan por la región están dotadas de GPS para aumentar la seguridad laboral de los trabajadores que participan en esta campaña, ya que esta tecnología permite controlar en todo momento la posición del vehículo, los kilómetros que ha recorrido y la cantidad de sal que ha esparcido cada día.

En cuanto a la sal, esta campaña se incrementa un 10,3 por ciento el número de toneladas, pasando de 4.625 a 5.100 toneladas. Los silos de sal aumentan un 36,8 por ciento, pasando de 19 a 26, y se mantienen el número de plantas de salmuera (cinco) y naves de acopio de sal (trece). Igualmente, 260 profesionales velarán por la conservación de las carreteras.

Asimismo, se han incorporado nueve sensores de pavimento colocados estratégicamente en las carreteras para prevenir y evitar la formación de placas de hielo y se ha confeccionado un mapa térmico de la red principal de carreteras para identificar los puntos más sensibles a las heladas.

A partir de los tres grados, los sensores se activan y avisan de la posible aparición de hielo en la vía, lo que permite actuar con rapidez y echar sal en esa zona antes de que la placa de hielo se genere.

CONSEJOS DE CONDUCCION

En cualquier caso, la Comunidad de Madrid recomienda a los madrileños circular con precaución por la red de carreteras regionales ante la previsión de que se produzcan nevadas importantes a partir de la madrugada del domingo.

Antes de iniciar un viaje, por corto que sea, la Comunidad de Madrid aconseja revisar los neumáticos, la batería, el anticongelante, las luces, los limpiaparabrisas, el líquido refrigerante y la calefacción.

Además, se recomienda llenar el depósito antes de iniciar un desplazamiento, dejar los limpiaparabrisas levantados al aparcar para evitar que el peso de la nieve los rompa, no poner nunca el freno de mano si hay helada y dejar una marcha metida o arrancar el vehículo con la segunda marcha y conducir con marchas largas, entre otras propuestas. Es bueno igualmente llevar siempre ropa de abrigo, teléfono móvil con su cargador de batería y cadenas.

Respecto al correcto uso de las cadenas, es fundamental probarlas antes de necesitarlas, ponerlas siempre en el eje de tracción y siguiendo las instrucciones del fabricante, no circular con ellas sobre el asfalto sin nieve o, en el caso de cadenas tradicionales, asegurarse de que están correctamente tensadas, puesto que en caso contrario podría estropear los sistemas de freno, los sensores del ABS o la suspensión.