La Comunidad de Madrid combatirá en colegios la dependencia infantil del móvil

González: los escolares de la región recibirán formación en el uso responsable de las nuevas tecnologías

Con una campaña por el uso responsable del móvil y las redes sociales entre los jóvenes

madrid

| 23.06.2014 - 13:05 h
REDACCIÓN

Psicólogos, pedagogos y expertos en redes sociales formarán a partir de septiembre a estudiantes de Primaria de 50 centros en la prevención del consumo abusivo de internet a través de dispositivos móviles como teléfonos o tabletas, según ha anunciado hoy el presidente de la Comunidad, Ignacio González.

Esta iniciativa, que se realizará a través de un acuerdo con la asociación Protégeles y que se extenderá a más centros, forma parte de una batería de medidas del Gobierno regional contra la dependencia de las nuevas tecnologías y la prevención frente a los abusos en internet.

González ha avanzado esta nueva medida tras presentar en los cines Palafox, junto a cientos de estudiantes, una campaña para prevenir la dependencia infantil respecto a estos dispositivos que se lanza este verano en internet, transportes públicos y cines.

El objetivo de la misma es enseñar a los niños, a sus padres y educadores cómo no convertirse y combatir a los 'phonbies', los zombis adictos al uso de los aparatos de telefonía, e incluso les dará pistas sobre si un menor corre el riesgo de convertirse en uno de ellos.

González ha avanzado el contenido de la campaña en un acto junto al consejero de Presidencia, Salvador Victoria; y el presidente de la asociación Protégeles, Guillermo Cánovas.

El elemento central de la misma es el vídeo 'The Phonbies', una pieza con forma y estructura de ficción cinematográfica que alerta sobre la dependencia del móvil y fomenta el uso responsable de estos dispositivos con textos diseñados por especialistas en adicciones.

El vídeo, que quiere que los niños tomen conciencia de que "el virus existe", está acompañado de un concurso de cortos que promueve esta campaña "centrado en la epidemia zombie".

La campaña se va a difundir en internet, en la web de la Comunidad de Madrid y a través del teléfono de información 012, que ofrecerá atención personalizada y "concreta" sobre estas cuestiones en colaboración con Protégeles; en toda la red de metro y en cartelería informativa.

HACER UN USO POSITIVO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

El presidente de la Comunidad de Madrid ha alentado a los menores a aprovechar las posibilidades de las nuevas tecnologías para informarse, comunicarse y divertirse, tras lo cual ha advertido de que esta "revolución" también puede tener "un uso no positivo".

Para ello se llevará a cabo la actividad formativa en los colegios, con el objetivo de que prevenir en los niños los "malos usos" de los dispositivos y avisar de que los "ataques" de terceros que se pueden producir pueden combatirse y denunciarse.

González ha considerado "absolutamente indispensable" formar a los menores ante el desarrollo "tan rápido" y la penetración de estas tecnologías. Como ejemplo, ha indicado que prácticamente el 50% de los chicos de 11 años tienen un teléfono móvil y que un 90% de los de 15 tienen un teléfono "que a lo mejor no es el primero".

El presidente de la Comunidad de Madrid ha apuntado que la mayoría de los menores utiliza este instrumento como una herramienta de ocio y solo una minoría únicamente como vía de información. Casi el 40% de los niños emplea el móvil para chatear y hablar con los amigos; un 17% para divertirse con juegos y aplicaciones y un 12 % para reproducir música.

Dos de cada tres niños emplea el móvil solo para el ocio, mientras que solo un 24% lo utiliza solo para realizar llamadas, ha apuntado Ignacio González. El presidente de la Comunidad de Madrid ha destacado que, según datos de la Fiscalía de la Comunidad, a través de estos instrumentos han aumentado el acoso a menores por internet, la suplantación de personas en internet y los delitos contra la intimidad.

Ha indicado también que, en los cinco últimos años, un 8% de las medidas para jóvenes menores tuvieron que ver con el uso no correcto de las nuevas tecnologías.