La Comunidad dará vivienda pública a víctimas de violencia machista sin orden de protección

El Gobierno regional modificará la ley integral contra la violencia de género

Se incrementarán las acciones de sensibilización en centros de Educación Primaria y Secundaria

madrid

| 31.05.2017 - 14:29 h
REDACCIÓN

La Comunidad de Madrid ofrecerá vivienda pública con prioridad a las víctimas de violencia de género, sin necesidad de que estas cuenten con una orden previa de protección judicial, teniendo en cuenta que algunas víctimas ni siquiera han denunciado las agresiones. Así lo ha explicado el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, después de asistir este mediodía a una reunión extraordinaria del Observatorio Regional madrileño de la Violencia de Género.

Garrido ha explicado que el Observatorio, al que ha asistido también el consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, y la directora general de la Mujer, Lola Moreno, han decidido sensibilizar a los jóvenes en colegios e institutos y difundir mejor los recursos de que dispone el Gobierno regional para las víctimas.

Además de estas dos líneas de actuación decididas hoy, el Gobierno regional aprobará un proyecto de ley que modificará los artículos 17 y 31 de la ley 5/2005, de 20 de diciembre, integral contra la violencia de género de la Comunidad de Madrid.

El Observatorio -órgano integrador de las políticas contra la violencia machista que lleva a cabo la Administración regional- ha sido convocado con carácter extraordinario después que el pasado fin de semana fueran asesinadas en Madrid dos mujeres, en el distrito de ciudad Lineal y en Collado Villalba, presuntamente por sus parejas.

INCREMENTO DE ACCIONES DE SENSIBILIZACION

Ángel Garrido ha reconocido la dificultad de sensibilizar a muchas mujeres víctimas de violencia para que sepan que "no deben tolerar ninguna agresión". Por este motivo, la Comunidad de Madrid ha decidido que "duplicará las acciones" tendentes a reforzar entre los jóvenes el rechazo a la violencia de género.

Y también, como ha explicado Garrido, ya no será necesaria una orden judicial de alejamiento o una sentencia judicial para que la víctima, que en muchos casos está acompañada de menores de edad y desprotegida, pueda acceder a una vivienda pública. "Si los recursos de la Comunidad que evalúan las situaciones de maltrato, más allá del mandato judicial, otorgaremos el acceso a vivienda", ha dicho Garrido, quien ha añadido que la Comunidad tiene bien dimensionado el sistema dedicado a las víctimas, con más del 70% de esos recursos asignados.

En todo caso, Garrido ha reconocido que es necesario difundir mejor la existencia de estos recursos para que las mujeres los conozcan y puedan utilizarlos.

El consejero de Políticas Sociales y Familia, por su parte, ha asegurado que la Comunidad llevará a cabo en colegios e institutos una labor intensa de formación en valores de igualdad "para hacer ver a los chicos que no se puede tolerar ninguna actitud violenta y que estas deben ser erradicadas desde el primer momento".

"La idea es que las futuras generaciones sepan que deben trabajar en igualdad y que no debe haber comportamientos machistas", ha dicho Izquierdo, convencido de que esta educación y sensibilización son "la mejor forma de erradicar la violencia de género". Así, en el presente curso y en el siguiente se va a pasar de 1.200 acciones dirigidas a alumnos de Primaria hasta las 2.000 en cada uno de los cursos, y se duplicarán las dirigidas al profesorado.

En Secundaria está previsto que entre este y el siguiente curso participen un mínimo de 24.000 escolares, además de 750 profesores y 600 padres y madres en el proyecto de sensibilizaicón y prevención de la violencia machista.

Por otra parte, la Comunidad va a difundir y editar en formato tríptico los diferentes recursos y programas de la Red Madrileña contra la Violencia de Género, dirigidos a la población en general y a colectivos especialmente vulnerables, como son las víctimas de discapacidad intelectual. Además, se va a imprimir en formato cartel la campaña 'Ni una gota más' y el programa 'No te cortes' tanto en centros docentes como en centros de salud y en el Metro.