La Comunidad custodia casi un millón de archivos de más de 500 órganos judiciales de la región

Plañiol respeta la manifestación de este sábado aunque cree que "no es el momento de las protestas"

madrid

| 15.09.2012 - Actualizado: 17:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid custodia casi un millón de archivos de más de 500 órganos judiciales de la región, ha informado el Ejecutivo regional en un comunicado.

La consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol, ha visitado este sábado las instalaciones donde se almacenan desde 2004, fecha en la que se transfirieron a la región las competencias en Justicia, casi un millón de archivos procedentes de los 528 órganos judiciales que integran los 21 partidos judiciales de la región.

Plañiol ha conocido de primera mano cuál es el procedimiento de almacenamiento, consulta y principalmente, los sistemas de seguridad bajo los que se llevan a cabo estas actividades, y que permiten mantener todas las garantías necesarias para el tratamiento de este tipo documentos.

"El objetivo de este proceso de almacenamiento y custodia es liberar espacio dentro de las diferentes sedes judiciales y de esta manera, ofrecer un mejor servicio a los madrileños y a trabajadores de los mismos", ha explicado la responsable regional de Justicia.

Los tipos de archivos custodiados son diligencias previas, sentencias, instrucciones de casos, registros internos, ejecutorias, sumarios, desahucio o material audiovisual, entre otros. Se almacenan en 293.531 contenedores, con una media de nuevas entradas de 2.968 contenedores mensuales. Todos los contenedores ocupan 125 kilómetros.

ARCHIVO A TRAVÉS DE RADIOFRECUENCIA

Los documentos se clasifican por tres tipos: archivos centrales, compuesto por Civil, Penal e Instrucción, Partidos Judiciales y Tribunales Superiores, correspondientes a la Audiencia Provincial, Tribunal Superior de Justicia de Madrid y Fiscalías.

Todos ellos se registran a través de un sistema de etiquetas de radiofrecuencia por el que se les asigna un código según el órgano judicial al que corresponden y que permite localizarlo cuando sea necesario.

Las consultas urgentes se suelen atender en un máximo de 4 horas desde que la persona lo solicita indicando el código del órgano judicial, el número de legajo y el de procedimiento, hasta que le llega a su mesa.

Las consultas normales duran 24 horas. En los ocho primeros meses del año se han realizado 39.644 consultas, lo que supone una media mensual de 4.956. En todo 2011 fueron 47.176.

En su visita, Plañiol se ha interesado por los sistemas de seguridad existentes durante todo el proceso y especialmente, durante el traslado de los documentos desde la sede judicial.

"Dada la importancia del material que se trata todos los vehículos que realizan el transporte llevan incorporado un sistema GPS que permite tener controlado la posición de cada vehículo en tiempo real. Dada la importancia de los documentos que se manejan, las garantías de seguridad son máximas durante todo el proceso. Esto es una prioridad para el Gobierno regional", ha explicado la consejera de Presidencia.

No obstante, junto a la necesidad de guardar estos documentos, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha una segunda línea de trabajo basada en la Junta de Expurgo, cuyo objetivo es determinar la exclusión o eliminación de los expedientes procesales o, en caso contrario, la transferencia de los mismos a la administración competente en materia de patrimonio histórico, así como un sistema ágil para la devolución de documentos.

Esta fue una de las 80 medidas acordadas por los máximos representantes de la justicia madrileña para la reorganización y mejora de esta administración regional y que se plasmó en el Informe sobre el Estado de la Justicia.

RESPETO A LAS MANIFESTACIONES

La consejera de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Regina Plañiol, ha afirmado este sábado que respeta la manifestación que se está celebrando en estos momentos en las calles de la capital contra los recortes del Gobierno, pero ha apuntado que "no es el momento de las protestas" y que ésta no es la mejor manera para sacar adelante el país.

"Creo que no es el momento de las protestas. Las respeto, pero creo que no es la manera más acertada de sacar adelante nuestro país", ha afirmado la consejera preguntada por las manifestaciones que hoy están copando el centro de Madrid.

Tras insistir en que la respeta, Plañiol ha afirmado "los convocantes de la manifestación en los momentos en los que se produjo un deterioro importantísimo del empleo estuvieron callados" y "hoy la protesta se hace porque se está pidiendo a los españoles una contribución".

"Estamos convencidos de que para salir de la crisis todos tenemos que poner algo de nuestra parte. Hay que hacer ese esfuerzo colectivo. Respetamos las protestas por parte de todos, pero creemos que es el momento de contribuir y no el momento de protestar", ha insistido.