La Comunidad convoca 1.403 plazas de personal sanitario

Plazas de médicos especialistas, enfermeras y matronas para los centros de salud y hospitales de la región

Esta Oferta de Empleo Público (OPE), que supone un 42,7 % más respecto a la convocada del año pasado

madrid

| 12.04.2016 - 14:05 h
REDACCIÓN

La Comunidad de Madrid va a convocar 1.043 nuevas plazas de médicos especialistas, enfermeras y matronas para los centros de salud y hospitales de la región, dotando de más personal especialmente a las urgencias hospitalarias, que contarán con 200 profesionales más. El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de hoy esta Oferta de Empleo Público (OPE), que supone un 42,7 % más respecto a la convocada del año pasado.

Además de las 200 plazas de médicos de urgencias, se convocarán puestos de especialistas en geriatría, reumatología, alergología o dermatología, endocrinología y nutrición, angiología y cirugía vascular, cirugía plástica y reparadora, medicina nuclear, neurocirugía, urología, dermatología médico-quirúrgica y venereología, cirugía maxilofacial o cirugía pediátrica, entre otros.

Se contemplan, además, 140 plazas de promoción interna para matronas y enfermeros.

Un 7% de las plazas de los empleos públicos ofertados por la Comunidad de Madrid están reservadas a personas con discapacidad, y se mantienen las medidas necesarias para que la integración de quienes participen en los procesos selectivos de la Oferta a través de cupo sea real y efectiva.

SERVICIO DE CUIDADOS CONTINUADOS PARA PACIENTES

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha autorizado también la contratación de la gestión del servicio público para cuidados continuados de pacientes entre 2016 y 2020, al que está previsto destinar 85.088.640 euros. Este contrato, que recoge la asistencia en centros concertados de un total de 448 camas, presenta modificaciones respecto al contrato vigente, con el objetivo de reforzar el control de calidad del servicio.

Como ejemplo, se realizará una inspección previa a los centros ofertados para comprobar "in situ" el cumplimiento de los requisitos técnicos mínimos y de las mejoras ofertadas.

Además, las mejoras ofertadas por los hospitales que concursen se valorarán en una primera fase, en la que deberán obtener una puntuación mínima, de forma que si un centro no pasa ese baremo será excluido, aunque su oferta económica sea la mejor.

Todas estas medidas buscan que la valoración de la oferta económica sólo se lleve a cabo una vez garantizada la calidad de la prestación de la asistencia a los pacientes.

Las mejoras que pueden valorarse en las ofertas que se presenten se enmarcan en los ámbitos de estructura y locales, equipamiento del centro, recursos humanos, organización en la prestación del servicio e informe de resultados.

Se establece, asimismo, la instalación de al menos 14 camas para poder presentarse al concurso, ya que se considera la dotación mínima de recursos y personal especializado para conseguir unas condiciones asistenciales adecuadas.

Este servicio asistencial incluye la hospitalización para cuidados prolongados de baja complejidad, con o sin rehabilitación, y la atención integral a personas afectadas de procesos neurológicos centrales y medulares permanentes.