La Comunidad congela los salarios para el personal y los altos cargos, salvo por la paga suprimida

Pleno monográfico sobre el ébola (Archivo)

madrid

| 02.11.2014 - Actualizado: 22:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los Presupuestos Generales para la Comunidad de Madrid de 2015 presentados por el Gobierno regional establecen que no habrá incrementos retributivos para el personal y los altos cargos de la Administración regional, salvo lo correspondiente a la recuperación parcial de los importes dejados de percibir como consecuencia de la supresión de la paga extraordinaria de diciembre de 2012.

A este respecto, se incluye una previsión total de 86 millones de euros, correspondiente al 25 por ciento de la paga de los 153.900 empleados públicos, de acuerdo con la posibilidad que contempla el Estado en este sentido. El Gobierno de la nación ha previsto en los Presupuestos Generales del Estado la devolución de la cuarta parte de dicha paga.

Igualmente, la congelación de sueldos por quinto año consecutivo, después de las reducciones llevadas a cabo entre 2009 y 2010, se aplica conforme a la legislación dictada por el Estado respecto a medidas tendentes a garantizar criterios de control eficiente en el sector público.

Asimismo, en el año 2015, "en cumplimiento de la normativa básica y con carácter general", se fija la tasa de reposición en un máximo del 50 por ciento en los sectores determinados por la normativa estatal, y se establecen restricciones a la contratación de personal laboral temporal, así como al nombramiento de personal estatutario temporal y de funcionarios interinos.

Esto último dependerá de que los puestos a cubrir tengan un carácter excepcional vinculado a necesidades urgentes e inaplazables en los sectores, funciones y categorías profesionales que se consideren prioritarios o que afecten al funcionamiento de los servicios públicos esenciales, de acuerdo con lo que establezca la Consejería de Economía y Hacienda.