La Comunidad ampliará el dispositivo de seguridad en el pantano de San Juan

madrid

| 08.08.2017 - 21:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid intensificará la presencia de agentes forestales y sanitarios del Servicio de Urgencia Médica de Madrid (Summa) en las zonas de baño y alrededores del pantano de San Juan durante los días de más afluencia de público.

Esta es una de las medidas que ha anunciado hoy el viceconsejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pablo Altozano, tras la reunión que ha mantenido con los alcaldes de San Martín de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa con el fin de mejorar la seguridad de los bañistas, destaca la Comunidad de Madrid en un comunicado.

En lo que va de verano dos personas han muerto ahogadas en el pantano de San Juan, el único de la región donde está permitido el baño y las actividades acuáticas.

El primer caso ocurrió el martes 18 de julio: un hombre de 38 años fue hallado muerto en la zona de El Muro. Cuatro días después, el viernes 21 de julio, perecía una mujer de 23 años.

Además, desde Summa y Emergencias 112 se intensificará la campaña de información que se lleva a cabo con trípticos y a través de las redes sociales con consejos para baño en espacios naturales.

Durante la reunión, los alcaldes han trasladado sus necesidades y proyectos para la zona, entre ellas la propuesta de separar la zona de baño de la destinada al uso de embarcaciones recreativas y deportes náuticos, dos actividades que actualmente conviven y que podrían provocar situaciones de riesgo para los bañistas.

El Gobierno regional se ha comprometido a estudiar las peticiones municipales y delimitar las competencias de cada una de las propuestas que los ayuntamientos plantean para evitar nuevos sucesos en lo que queda de verano.

Unas competencias que en su mayoría son de ámbito municipal pero que también afectan a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, responsable por ejemplo de las actividades deportivas que se practican en el pantano.

La Comunidad se ha comprometido a llevar la propuesta de separar con balizas la zona de baño de la destinada al uso de embarcaciones ante la Confederación Hidrográfica del Tajo.

El viceconsejero ha querido aclarar que ni la Comunidad de Madrid ni los ayuntamientos se plantean en ningún caso prohibir el baño, sino regular y compatibilizar los distintos usos de esta zona de gran valor medioambiental, buscando el equilibrio entre el ocio por parte de los bañistas y el respeto por el entorno.

En un comunicado difundido la semana pasada, el Grupo Parlamentario Socialista (PSOE-M) reclamaba al Gobierno regional que asuma su responsabilidad y ponga los medios necesarios para cuidar y mantener las zonas recreativas de los embalses de San Juan y de Picadas, con las medidas de salvamento necesarias y durante toda la semana.

El dispositivo solo funciona los fines de semana y festivos del verano, de once de la mañana a las siete y media, del 10 de junio al 27 de agosto.

Entre las medidas necesarias, destacaba el PSOE-M, que se renueve la embarcación de salvamento que se encuentra en el parque de bomberos de San Martín de Valdeiglesias.

Los socialistas recuerdan que ya pusieron de manifiesto la falta de medios y de apoyo del Ejecutivo regional al cuidado y la vigilancia de las márgenes de los embalses de San Juan y de Picadas, al que acuden miles de madrileños a disfrutar de este entorno natural, en el pleno de la Asamblea de Madrid del 22 de junio, en el que se aprobó la propuesta no de ley (PNL) socialista para impulsar un plan de dinamización de la sierra oeste.

Según el PSOE, la Comunidad ni limpia la zona de los residuos que se generan en la época estival, ni pone ningún medio entre semana para efectuar las labores de vigilancia, y tampoco colaborara con la señalización de estos espacios.

Además, critica que el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha pretendido desviar la responsabilidad a los Ayuntamientos, al proponer que sean estos los que vigilen "15 kilómetros de costa".

"Los ayuntamientos que conforman el pantano tienen que tomar decisiones serias en cuanto a acotar la zona de natación, la zona de seguridad, poner las profundidades adecuadamente, los consejos correctos y, por supuesto, tener socorristas", dijo Sánchez Martos el 31 de julio.

Y añadió: "También nosotros en el gobierno estamos adelantando y haciendo un estudio para ver si podemos tener la dotación que ya existe del Summa 112 en el pantano los fines de semana y festivos, ponerla también los demás días".