La Comunidad alertará vía sms a la población sobre las inclemencias invernales

González presenta en Navacerrada el Plan de Inclemencias Invernales

madrid

| 18.11.2014 - 14:21 h
REDACCIÓN

Los madrileños que se encuentren este invierno en una zona de la región en la que exista una alerta por inclemencias invernales de riesgo podrán recibir un sms en su teléfono móvil avisándole de esta situación. Lo podrá hacer a través de la aplicación My 112, de carácter gratuita y desarrollada por el Centro de Emergencias de la Comunidad de Madrid.

Mediante este dispositivo, se enviará una alerta a los móviles que tengan descargada esta herramienta y que en función de su posición GPS pueden verse afectados por alguna inclemencia invernal o fenómeno meteorológico.

La herramienta ha sido presentada este martes por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que ha asistido al Puerto de Navacerrada para informar sobre el Plan de Inclemencias Invernales. Ha estado acompañado del consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria y del consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero.

González ha destacado que esta herramienta es "única" porque "no existe en ningún otro sitio" y ha recomendado a las personas que se desplacen "por zonas de riesgo de mal tiempo" que se descarguen esta aplicación.

"Les ayudará a tener una información puntual y permanente de todas las situaciones que se van a producir dentro de esta campaña invernal y les ayudará en el caso de que tengan necesidades de ser asistido por alguno de nuestros servicios y de ser localizado", ha explicado.

La campaña de viabilidad invernal estará operativa hasta el 30 de abril (comenzó el pasado 1 de noviembre). De este modo, González ha explicado que los periodos "más delicados" son los comprendidos entre diciembre y marzo, al ser los meses en los que se producen "mayores concentraciones de inclemencias del tiempo".

El mandatario regional ha indicado que en la Comunidad de Madrid uno de cada cuatro municipios están por encima de los 1.000 metros, por lo que sus inviernos extremos hacen que sus habitantes sean potenciales usuarios de esta aplicación al igual que las personas que frecuentan la Sierra para practicar actividades al aire libre como sky o senderismo.

En concreto, según González, se trata de 41 ayuntamientos ubicados en zonas de alta montaña, que suman un total de 150.000 habitantes. A ellos, y a cualquier ciudadano que se haya descargado la aplicación y se encuentre en una zona en alerta, por ejemplo, por fuertes nevadas, les aparecerá en la pantalla del móvil una notificación.

TRES MESES EN FUNCIONAMIENTO

La Comunidad de Madrid es la primera región de España en contar con una aplicación de estas características de la que en tres meses ya se han realizado 34.523 descargas y se han tramitado 2.349 expedientes en los que el ciudadano se puso en contacto con el Centro de Emergencias a través de ella.

Y es que, además de inclemencias invernales, My 112 tiene vocación de permanencia en el tiempo y por esa razón también se usa en situaciones que pueden alterar la vida ordinaria de los ciudadanos.

Además, gracias al GPS permite ampliar el grado de precisión en la localización de una llamada de emergencias. De esta manera, antes de que el operador del 112 atienda la llamada ya dispone en la pantalla el lugar desde donde se realiza, lo que hace que la localización sea inmediata.

La aplicación My112 amplia la herramienta de aviso masivo a la población a través del teléfono fijo que existía hasta ahora para adaptarse a los nuevos medios de comunicación basados en el teléfono móvil. De hecho, casi el 80 por ciento de las llamadas que recibe el Centro de Emergencias es a través de estos dispositivos.

EN LA CARRETERA

El presidente madrileño ha indicado que la Comunidad está "preparada" para trabajar en cualquier carretera de ámbito regional. En el acto, ha avanzado que este año la Comunidad de Madrid destina a la Campaña de Vialidad Invernal casi 3 millones de euros para garantizarla seguridad en los 2.600 kilómetros de carreteras que gestiona el Gobierno regional, de los que 135 están situados a una cota superior a 1.200 metros y otros 235 entre 1.000 y 1.200 metros de altitud.

En esta campaña, se contará con 56 máquinas quitanieves, todas ellas provistas de cuña y esparcidor de sal y dotadas de GPS, una tecnología que permite controlar en todo momento la posición del vehículo, los kilómetros que ha recorrido y la cantidad de sal que ha esparcido cada día.

También se dispone de 16 retroexcavadoras o palas, más de 5.000 toneladas de sal, 29 silos (3 más que el año pasado) y 13 naves para el acopio de sal y 8 plantas de salmuera.

Para llevar a cabo los trabajos de mantenimiento y limpieza de carreteras durante estos meses de frío, se cuenta con un equipo de 260 profesionales. Los medios tanto humanos como materiales se distribuyen en nueve centros de conservación. A ellos se suman los más de 1.300 bomberos de la Comunidad, las 90 agrupaciones de Protección Civil de la región y 185 de Cruz Roja Española en la región.

En total, según González suman 3.600 efectivos, que son 400 más que el año pasado. "Colaboran con nosotros para prevenir las circunstancias que se pueden producir cuando se produce la concentración de nieve o de mal tiempo especialmente en carreteras de alta montaña", ha señalado.

SENSORES DE FRIO EN EL PAVIMENTO Y ESTACIONES DE ALERTA METEREOLÓGICA

Durante los últimos años, el Gobierno regional ha ido incorporando poco a poco diversas mejoras e innovaciones tecnológicas a su dispositivo de vialidad, de forma que en la actualidad cuenta, por ejemplo, con 11 sensores de frío bajo el pavimento en puntos especialmente sensibles de las carreteras y 4 estaciones meteorológicas, que permiten elaborar mapas térmicos en la región y detectar zonas sensibles a la formación de placas de hielo.

Por quinto año consecutivo, el Gobierno regional ha elaborado un protocolo coordinado con los Ayuntamientos, cuyo objetivo es establecer unos criterios de actuación conjunta para minimizar los problemas que pudieran sufrir las carreteras y vías urbanas de la región en caso de producirse grandes nevadas.

González ha indicado que existen cuatro niveles de riesgo en esta materia. Tres de ellos estarían gestionados por la Comunidad de Madrid y el cuarto correría a cargo del Ministerio de Interior. Así, ha relatado que el año pasado la tercera parte de los días del Plan de Inclemencias Invernales hubo nieve y que a la hora de coordinar los dispositivos y los efectivos se ven donde se producen estas inclemencias.

Finalmente, ha indicado que hay dos centros de coordinación, uno en la Dirección General de Carreteras y otro en el 112.