La campaña contra el fuego en la Casa de Campo reduce lo quemado a medio campo de fútbol

40 operarios que trabajarán 24 horas para evitar los incendios en la Casa de Campo

madrid

| 21.06.2013 - Actualizado: 17:20 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La campaña municipal contra el fuego en la Casa de Campo de 2012 se saldó con una decena de conatos de incendios forestales siendo la superficie total quemada de 3.187 metros cuadrados, como ha destacado este viernes la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que no ha dudado en subirse a la torre del Cerro de Garavitas para conocer un poco mejor el trabajo de los retenes.

Con unas cómodas zapatillas de deporte, Botella, acompañada por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, no ha dudado en definir este acto, con el que el Ayuntamiento inaugura el verano, como "uno de los más bonitos". Tampoco ha querido dejar de recordar al que fuera director de Patrimonio Verde del Ayuntamiento de Madrid, Federico Sepúlveda, fallecido el pasado mes de noviembre.

Botella, tras saludar a alguno de los 40 operarios que trabajarán las 24 horas para evitar o sofocar los incendios en el principal pulmón de la ciudad, ha hecho un llamamiento a los madrileños pidiendo su colaboración para mantener este parque forestal de más de 1.700 hectáreas, la mayor zona verde de Madrid y una de las más grandes de Europa.

Para preservar el patrimonio de parque, el Ayuntamiento puso en marcha en 2007 el Plan Director de la Casa de Campo y lo cerró al tráfico. Entre las medidas previstas en el plan figuran la recuperación de la muralla histórica, la reforestación con especies autóctonas, el desmantelamiento de las carreteras o la colocación de barreras automáticas para controlar el paso de los vehículos.

PODAS Y CORTAFUEGOS PARA EVITAR INCENDIOS

Todos los años, para prevenir los incendios en la Casa de Campo se podan más de 6.000 pinos y encinas, se realiza el mantenimiento de los 130 kilómetros de cortafuegos, y se siegan 800 hectáreas de terrenos herbáceos. Este año, debido a las abundantes lluvias, se ha adelantado la siega a principios del mes de abril para reducir el espesor de la vegetación y evitar que pueda actuar como combustible.

El operativo contra incendios de la Casa de Campo incluye una red de vigilancia con dos torres de control, como la de Garavitas, que trasmiten la información a la central de operaciones coordinada con el Servicio de Emergencias 112.

En la época de máximo riesgo de incendios, el servicio de extinción se refuerza con tres retenes equipados con dos autobombas ligeras, otros tantos vehículos todoterreno y un camión nodriza para suministrar agua a las autobombas. Estos retenes mantienen una vigilancia de 24 horas al día y ofrecen un tiempo de respuesta inferior a 5 minutos. Además cuentan con el refuerzo de trabajadores municipales con un camión de bomberos.

Desde el año 2004, cuando se puso en marcha el actual operativo contra incendios, se ha conseguido reducir un 93 por ciento la superficie media anual quemada en el parque. Así, la superficie media afectada en el tramo entre los años 2000 y 2003 fue de 98.434,25 metros cuadrados y en el periodo 2004-2012 de 7.293 metros.

"Los resultados son positivos. Pero no podemos confiarnos. Para mejorar aún más necesitamos la colaboración de todos, de los madrileños y de las administraciones", ha declarado la alcaldesa.

Es por eso que ha lanzado un llamamiento a la participación y colaboración ciudadana, animando a los madrileños y a quienes visitan la ciudad en esta época a que disfruten de este entorno natural de Madrid pidiendo que eviten el uso del fuego y que, ante cualquier indicio de incendio, avisen inmediatamente al 112.